Nacional

Décimo aniversario del 11M

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo hoy en Madrid, durante la entrega en el Teatro Real de condecoraciones a 365 víctimas del 11-M, que con este acto habían querido lanzar “un mensaje a los españoles y al mundo de que las personas que han sido víctimas de la crueldad y del horror terrorista deben permanecer para siempre en nuestro recuerdo”.

Fernández Díaz hizo esta afirmación durante un acto en el que, por primera vez, estuvieron juntas todas las asociaciones de víctimas. También acudieron, entre otras autoridades, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; la delegada del Gobierno Cristina Cifuentes; el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce; y la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez.

Durante su intervención, el ministro dijo que las víctimas del terrorismo, y en concreto las del 11-M, “saben que pueden contar con el total reconocimiento y apoyo del Gobierno de España, ya que su presencia constante en nuestra labor diaria como gobernantes y, por extensión, en nuestras vidas como personas nos hará mejores a todos”.

El responsable de Interior destacó que la masacre de Madrid de 2004 fue el “más salvaje atentado que hemos sufrido en nuestra historia en territorio español”. Asimismo, explicó que, con la entrega de 365 Encomiendas de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo, Interior quería mostrar “en nombre de los españoles el mayor de los reconocimientos a las víctimas del 11-M”.

“RESPUESTA GENEROSA”

Tras referirse al vacío dejado por los perdieron la vida en la matanza de los tres, Fernández Díaz dijo que es deber de los españoles mantener la “memoria presente” a todos los que se vieron afectados por los atentados de la capital de España.

El ministro también elogió la “respuesta generosa” de la sociedad española tras los atentados. Argumentó que “el impacto emocional” de los atentados del 11-M “hizo sacar a la luz, una vez más, esas características tan intrínsecamente españolas como son la solidaridad y el altruismo. Aquellos días fueron una lección al mundo de un pueblo que, llorando unido, pretendió dar todo el calor posible a quien lo necesitaba, un calor humano que paliara un dolor desgarrador e inconsolable”.

Por este motivo, el responsable de Interior ensalzó la labor que realizaron servicios médicos, Fuerzas de Seguridad y otros funcionarios públicos, “que hicieron de la ayuda al prójimo el leitmotiv de sus vidas durante aquellas jornadas”.

La AVT cree que la masacre “sigue sin resolverse”, porque faltan condenados

 Ángeles Pedraza, presidenta de la AVT, sostuvo hoy en Madrid, al término de un acto de entrega de medallas en el Teatro Real a víctimas del 11-M, que esta masacre “sigue sin resolverse”. Aseguró que su colectivo acepta que uno de los autores materiales está en la cárcel, en referencia a Rafá Zouhier, pero afirmó que “falta más gente por condenar”.

Pedraza hizo esta reflexión al término del acto celebrado esta mañana, donde se entregaron 365 condecoraciones a afectados por la acción terrorista de la que este martes se cumple una década.

El acto estuvo presidido por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a quien, junto a las asociaciones de víctimas, acompañaron, entre otros, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; la delegada del Gobierno Cristina Cifuentes; el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce; y la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez.

A este respecto, Pedraza dijo, al término de la entrega de medallas, que esta ceremonia había sido algo “muy emotivo y, sobre todo, reconfortante, sobre todo para las personas que tenían que recibir la condecoración”.

Al mismo tiempo, la responsable de la AVT destacó, también, la unidad de las asociaciones de víctimas en el homenaje de este lunes, pero sostuvo que a los que sufrieron la matanza ha habido siempre más cosas que les “unen” que les separan. “Ser víctima no significa que todos pensemos igual y cada uno tiene derecho pensar lo que quiera y decidir de una forma”, sostuvo Pedraza, quien añadió que “al final, lo que nos une es lo que pasó el 11-M y eso, al final, acaba uniendo”.

No obstante, la responsable del principal colectivo de víctimas señaló que la masacre de Madrid “sigue sin resolverse, porque el autor material está en la cárcel, estoy de acuerdo con la gente que se condenó, pero falta más gente por condenar”.

Añadió que “sólo nos acordamos de los trescientos y pico atentados de ETA” que siguen sin resolverse, pero remarcó que el Tribunal Supremo ha dicho que “no hay autor intelectual” de la masacre de Madrid de hace diez años, porque se sabe que lo cometió “una célula yihadista, pero que no se sabe si fue Al Qaeda”.

Fuente: Servimedia