Opinión

Del sospechoso silencio sobre el pacto salarial

¿Por qué tanto silencio? ¿Por qué tanto secretismo mudo ante la evidencia de una reunión celebrada? ¿Por qué callar ante el acuerdo ‘de facto’ al que según parece llegaron ayer patronal y sindicatos sobre una subida salarial que ni va ni viene ni es menos ni es más (al menos para el trabajador)?

En un momento en el que tanto desde el sector público como el sector privado se hace gala de la transparencia, lo único claro que vemos los periodistas es la rotundidad de un “no vamos a hacer declaraciones al respecto”. Dime de qué presumes… Ni de honor ni de decoro es que los que instan a predicar con el ejemplo a la Administración y al pueblo llano, sean fieles garantes del lado oscuro de la información, ese que ni afirma ni desmiente sino todo lo contrario.

Afortunadamente, lo que tiene esta profesión es que, ante esta circunstancia, los que trabajamos en esto de la prensa mutamos en lagartijas, y entre las grietas y recovecos de las paredes de mentideros y corrillos cercanos a patronal y sindicatos se cuenta que “sí, que haberlo haylo y que la reunión se celebró”. Que Rosell, Méndez y Toxo “a falta de flecos” han cuasi rubricado el documento que garantiza una subida salarial del uno por ciento para 2015. Una raquítica subida que si bien, gracias a los efectos de un IPC negativo se traduciría en un efecto real del 1,6 por ciento o lo que es lo mismo, entre siete y diez euros para cada españolito de a pie. Buenas intenciones sí pero ni con esas…

Cifras e ironías aparte, concluyo con la paradoja de la opaca transparencia. Mutismo que, en la causa que nos ocupa, se perfila en chirríos de contrapartidas y no precisamente de carácter altruista. Luego dirán que somos nosotros, los periodistas quienes apuntamos a ciegas y al aire… Pero es que ante tan turbio silencio a algunos nos da por hacer fabulaciones -definidas por la Real Academia Española como “Inventar, imaginar tramas o argumentos más o menos coherentes-  como por ejemplo la de si serán la ‘formación’ o las mediciones macroeconómicas de Funcas las que hayan compensado el tira y afloja de las negociaciones. Tendremos que esperar a final de semana o a final de mes para que alguien nos explique los flecos.