Empresas

Deloitte define un modelo de Smartcity para todos los municipios

El avance de las Ciudades Inteligentes es ya una realidad y Deloitte define un modelo para todos los municipios españoles que permita disponer de información sobre el estado de partida de los ayuntamientos en el ámbito Smart y proporcionarles las herramientas necesarias para procurar su transformación.

Lo ha hecho esta mañana en Las Palmas de Gran Canaria, donde se ha presentado el ‘Estudio y guía metodológica Ciudades Inteligentes’, que incluye una guía para que los ayuntamientos se transformen en Smartcities.

El estudio, que en su presentación contó con la presencia del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, analiza la situación de partida de los 200 municipios españoles más representativas de las Comunidades Autónomas y cuya población se encuentra entre los 20.000 y los 100.000 habitantes.

Enmarcado en las actuaciones del Plan Nacional de Ciudades Inteligentes de la Agenda Digital para España, el documento incluye una herramienta de evaluación, una hoja de ruta para alcanzar el modelo, una guía para la búsqueda de financiación y un catálogo de 637 soluciones TIC aportadas por 73 empresas.

El documento integra también una cadena de valor diseñada por Deloitte y la cual describe las actividades y fases que deben realizarse para constituir una ciudad inteligente. Esta cadena permite caracterizar a las empresas que ofrecen soluciones para las Smartcities y distingue entre las que proporcionan conectividad, asesoramiento profesional, soluciones específicas para los municipios y servicios integrales y municipales.

En función del tamaño, las diferencias en algunos aspectos son de vital importancia, como es por ejemplo el tema del transporte, el tráfico o la conectividad, que tienen un mayor desarrollo en los ayuntamientos de más de 100.000 habitantes.

Gran implantación de las Smart Governance

Hay diversos modelos de Ciudades Inteligentes. Algunos están menos implantados que otros, pero trabajar en su instauración es un trabajo constante. Uno de los elementos más empleados son los servicios orientados a la gobernanza pública, también conocidos por Smart Governance. Este modelo se basa en la transparencia, el modelo abierto, la participación y la administración digital del ayuntamiento entre otras cosas.

En el lado opuesto se encuentan los elementos vinculados al empleo de las TIC en la colaboración ciudadana y la Smart People, que consiste en la inclusión digital. Estas son los aspectos menos desarrollados y los cuales cuentan con un amplio margen de maniobra.

En una situación intermediaria están las Smart Environment (relacionadas con el medio ambiente y cambio climático), las Smart Living (salud, educación, ocio cultura, etc.) y las Smart Economy, basadas en el turismo, consumo, comercio y empleo entre otras cosas.

Yasmina Pena