Nacional

Desarticulado un entramado que defraudó 400.000 euros con 400 tarjetas bancarias clonadas

La Policía Nacional ha desarticulado un entramado que defraudó 400.000 euros con tarjetas bancarias clonadas. Los datos de las tarjetas falsificadas eran obtenidos mediante técnicas de ‘skimming’ y procedían de varios países de América, Asia y Europa.

Según indicó este lunes el Ministerio del Interior, la operación comenzó tras conocer la información aportada por las autoridades de Rumanía sobre varios ciudadanos de ese país residentes en España que, al parecer, se dedicaban a la falsificación y uso fraudulento de tarjetas bancarias.

El ‘modus operandi’ consistía, en primer lugar, en conseguir datos de tarjetas de crédito procedentes de distintos países extranjeros para evitar ser detectados con rapidez. Los datos de las tarjetas bancarias procedían principalmente de China, pero también de diferentes países de América, Asia y Europa.

Los estafadores duplicaban en España las tarjetas y después realizaban compras ficticias en varios establecimientos colaboradores que aportaban sus datáfonos. El valor de la compra fraudulenta era ingresado en una cuenta asociada al TPV cuyo titular era el propietario del establecimiento.

Posteriormente, la banda y los responsables de los establecimientos colaboradores se repartían los beneficios obtenidos, entre el 10-30% para el comerciante y 90-70% para los dirigentes de la organización. La operación ha culminado con la detención de 17 personas implicadas en la trama, entre los que se encuentran los principales cabecillas de la banda.

Asimismo, se han realizado cinco registros en viviendas de la Comunidad de Madrid, en una de las cuales se ha desmantelado un laboratorio donde duplicaban los soportes de pago. Los investigadores han detectado el uso de unas 400 tarjetas falsificadas con las que habrían obtenido 400.000 euros de forma fraudulenta.

SERVIMEDIA