Noticias

Después de la volatilidad, vuelve la calma

Por Joaquín Robles, Analista de XTB

El selectivo español logró recuperar la zona por encima de los 9.650 puntos después de sufrir la peor corrección de los últimos dos años. El rango de cotización se sitúa ahora entre los 9.650 y los 10.000 puntos. La fortaleza del euro y la incertidumbre política en Cataluña continúan condicionando negativamente al índice español que no ha subido tanto como el resto de sus homólogos europeos. El mercado está dando la razón a los inversores que apostaron por que esta corrección respondía más a factores psicológicos que económicos. Aunque todavía no

En el plano empresarial, destacar como la subida de los intereses de deuda ha provocado compras en los valores bancarios y ventas en las eléctricas. Cellnex subió más de un 5% apoyada en sus resultado empresariales, que a pesar de ver reducido sus beneficios un 17.5%, aumentó sus ingresos un 12%. Después del mal inicio de año, la compañía de telecomunicaciones controlada por Abertis ha logrado revertir su comportamiento. ArcelorMittal también subió más de un 5%, gracias a la mejora en las recomendaciones y al repunte en los precios de las materias primas. Siemens Gamesa es otra de las compañías que mejor comportamiento está gozando durante este año, esta semana presentó su plan estratégico, que ha sido bien recibido por los inversores.

Los índices americanos iniciaron una sólida recuperación, subiendo por encima del 4% después de las fuertes caídas iniciadas la semana pasada. Los repuntes en la renta fija, donde el Tnote (bono americano a 10 años) superó el 2.90% y el aumento de la inflación, que ya supera el 2% ya no parecen preocupar tanto a unos inversores que han recuperado el apetito comprador. El S&P500 tuvo las mejores cinco sesiones consecutivas desde 2011 y sirvió de soporte para el resto de los mercados globales. Seguimos pensando que la mayor parte de los inversores que vendieron la semana pasada lo hicieron incitados más por la recogida de beneficios que por la creencia en un empeoramiento económico. El resto de índices europeos no logró seguir la estela americana, lastrado en gran parte por la fortaleza del euro, que durante esta semana llegó a superar el 1.25 frente al dólar. En el caso de que continúe revalorizándose podría lastrar el crecimiento de las economías europeas con una pérdida de competitividad. El Ibex además continúa lastrados por la incertidumbre política en Cataluña, donde todavía no se conocen novedades sobre la próxima formación de gobierno.

Esperamos que las bolsas continúen su proceso de estabilización durante la próxima semana, y que el Ibex 35 se mueva en el entorno de los 9.650 y 10.000 puntos. Los datos de inflación en Europa y las actas de la última reunión del FOMC serán las dos grandes referencias que podrían mover al mercado. A pesar de que durante los próximos meses confiamos en un nuevo ataque a máximos anules, los inversores nos han demostrado en las últimas sesiones que no les va a temblar el pulso a la hora de vender, en el caso de que se produzca un empeoramiento económico.