Noticias

Deutsche Bank no va a ser el nuevo Lehman Brothers

Deutsche Bank  descartó ayer que fuera a ser rescatado por el gobierno alemán para evitar la multa de Estados Unidos por una demanda vinculada a las hipotecas basura. Como consecuencia, la compañía ha caído a mínimos históricos en la Bolsa. Al cierre de la sesión perdía un 7,5% arrastrando al resto del sector financiero europeo y al Ibex 35, que se dejó un 1,27%, según ha informado Gestiona Radio.

Deutsche Bank ha perdido alrededor de un 90% desde que en mayo de 2007 (antes del estallido de las crisis de las subprime) sus acciones puntuaron a su nivel más alto, en los 102,66 euros. Desde que comenzó el año, ha perdido 20.000 millones de su valor en Bolsa.

La caída del 7,5% del banco alemán ayer en Bolsa le ha llevado a perder en un solo día 1.200 millones de su valor. El Deutsche Bank ahora mismo vale poco más que la multa que le ha impuesto EEUU por hipotecas basuras y que alcanza 12.500 millones de euros.

El Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, envió ayer un mensaje de tranquilidad a los mercados asegurando que va mantener las políticas de estímulo y el apoyo monetario para intentar llevar la inflación al 2%, y que hará uso de todos los elementos que estén a su disposición si fuera necesario. También deja claro que la economía se está sosteniendo de momento al impacto del Brexit.

Las bolsas europeas se han desplomado lastradas por los temores que giran en torno al descalabro de Deutsche Bank. En el caso del Ibex 35, perdía 1,27%, por debajo de los 8.800 puntos. El principal indicador de la bolsa española cerraba en los 8.711 enteros, por lo que las pérdidas acumuladas en lo que va de año aumentan hasta el 8,73%.

Miguel Angel Bernal, profesor del IEB, ha explicado en Gestiona Radio que no cree que la entidad vaya a ser rescatada, a pesar de sus problemas financieros: “Las posibilidades son bajas en este momento. No creo que se convierta en el nuevo Lehman Brothers. Tiene una serie de problemas con esas manipulaciones, escándalos y posibles multas. Además, tiene un problema reconocido por la propia entidad, común a muchos bancos, y es que se tiene que reestructurar”.

Los analistas han reaccionado ante la caída del Deutsche Bank y han dado recomendaciones a sus clientes de vender sus acciones de la compañía. Según el consenso de mercado de Bloomberg, las casas de análisis no han tenido una valoración tan negativa de Deutsche Bank desde 2009.