Destacado Economía Noticias

DIA registra una caída de su beneficio bruto (EBITDA) de 24,1% y de 9% en sus ventas

Grupo DIA presentó este martes sus resultados correspondientes al periodo enero-septiembre de 2018, en el que registró una caída en su Ebitda del 24,1% y del 9% en sus ventas.

Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Ebitda se situó en los 281,1 millones de euros, frente a los 370,2 millones del mismo periodo de 2017.

Por regiones, en Iberia (España y Portugal) el Ebitda de DIA empeoró un 12,2%, hasta 245,4 millones de euros, mientras que en Emergentes se redujo un 60,6%, hasta los 35,7 millones, “debido fundamentalmente al efecto de la aplicación de la norma IAS 29 en Argentina, cuya implementación tuvo un impacto negativo de 27 millones de euros en el Ebitda ajustado”.

VENTAS

En los primeros nueves meses de 2018, las ventas brutas bajo enseña descendieron un 9%, situándose en 6.949,3 millones, frente a los 7.640,2 millones del mismo periodo del 2017, debido al retroceso de las ventas en Iberia y al impacto de la fuerte depreciación del peso argentino y el real brasileño.

En Iberia, las ventas brutas bajo enseña disminuyeron un 2,5% en términos acumulados hasta septiembre de 2018, hasta 4.713 millones, lo que implica un descenso del 1,6% durante el tercer trimestre.

Tanto España como Portugal vieron decrecer sus ventas tanto en términos trimestrales como acumulados. Hasta septiembre las ventas cayeron un 2,4% en España hasta 4.094 millones, mientras que en Portugal las ventas de acumuladas hasta septiembre decrecieron un 3,3%, hasta 619 millones.

Por otro lado, durante los primeros nueve meses de 2018 las ventas brutas bajo enseña en los mercados emergentes cayeron un 20,3%, hasta los 2.236,1 millones.

En cuanto a la deuda neta, ésta se situó a finales de septiembre en 1.422,1 millones de euros, un 24,6% por encima de los 1.141,1 en los que estaba en la misma fecha de 2017,

SIN CIFRA DE BENEFICIO

La compañía no detalló su cifra de beneficio en los nueve primeros meses del año porque, según explicó, está finalizando su plan de negocio para los próximos años. “Como consecuencia de este nuevo plan, la compañía se dispone a anticipar, con anterioridad al cierre del ejercicio 2018, la realización de un test de deterioro sobre sus activos para evaluar si pudiera existir la necesidad de provisionar parte de los mismos”, explicó, añadiendo que por ello “la información relativa a los resultados se desglosa solo hasta el nivel de Ebitda y no hasta el resultado neto después de impuestos, y la información del balance no es completa sino centrada en magnitudes como el fondo de maniobra y la deuda neta”.

Así, DIA aseguró que “tan pronto como la compañía conozca el resultado del test de deterioro sobre sus activos o cualquier otro aspecto material que afecte a la información recogida en este documento, hará la correspondiente comunicación”.

El consejero delegado del grupo, Antonio Coto, afirmó que “vamos a concentrar nuestros esfuerzos en España, con un plan realista dirigido a la recuperación del negocio, que tendrá el objetivo de invertir la tendencia actual. En Argentina y Brasil nuestra posición es muy sólida y nuestro futuro prometedor, pero a la vista de la incertidumbre macroeconómica actual que afecta a estas dos economías es el momento de mantener una postura más prudente”.