Economía

¿Dónde conseguir las mejores deducciones fiscales a la inversión, en los planes de inversiones o en la inversión en start ups?

Escrito por: Oriol Cordón, Director de inversiones de CROWDCUBE ESPAÑA.

Es bien sabido que los planes de pensiones ofrecen incentivos fiscales a aquellos inversores que aportan una determinada cantidad a un plan, por lo general, vinculado a una entidad bancaria. Esos fondos son un buen negocio para los bancos, ya que anualmente cobran hasta un 2,0 % anual sobre el total invertido. Es decir, en un período de 15 años, se quedan con el 30 % del total de los ahorros del pensionista.

¿Qué ofrecen los planes de pensiones? El retorno de un plan de pensiones en renta variable ronda, según el país de referencia, entre un 3 y un 9 % de forma anual, usando siempre un período de tiempo de más de 15 años. Si usamos el término medio -un 6 % anual-, por lo general, un ahorrador puede obtener por sus ahorros después de la comisión del banco un 4,0 %, antes de tener en cuenta la inflación; si le restamos -siendo conservadores- un 1,0 % adicional de inflación que podría darse en un país desarrollado y en proceso de envejecimiento como España, tendríamos un retorno real -después de inflación, comisiones y antes de impuestos- cercano al 3 % anual, bastante menos de los que esperan muchos inversores.

Además, un punto importante también es que, en el caso de los planes de pensiones, la deducción fiscal se tiene que devolver al fisco si el plan no se mantiene durante un período mínimo de tiempo y que, a diferencia del resto de productos de ahorro a largo plazo, no tributa dentro de las rentas del ahorro, sino que tributa dentro de las rentas del trabajo, las cuales -a fecha de hoy- oscilan entre el 19 y más del 50 % según la comunidad autónoma.

Por otro lado, existen otro tipo de inversiones a largo plazo no tan conocidas, pero que también generan importantes incentivos fiscales al declarante. La inversión en startups ofrece entre un 20 y un 50 % de incentivos fiscales sobre la inversión, deducibles sobre la cuota a pagar del IRPF del trabajo -que no sobre la base imponible, como los planes de pensiones-. Esta particularidad los hace mucho más eficientes en el momento de invertir, ya que -dependiendo de la inversión- un contribuyente podría dejar de pagar por completo a Hacienda, algo que sería muy difícil de conseguir en el caso de los planes de pensiones.

Las deducciones por inversión en empresas de reciente creación funcionan de la siguiente manera:

 1. La empresa en la que inviertes tiene que tener menos de 3 años de vida en el momento de la inversión.

2. Existen 2 tramos que solo son compatibles si inviertes lo suficiente para consumir uno y luego usar el siguiente, pero un mismo euro no puede aplicarse a ambos tramos de forma simultánea.

– Tramo estatal: 20 % de tu inversión, deducción máxima de 10.000€

– Tramo autonómico: entre el 20 y el 30 %, deducción máxima de 6.000€

– Pagar impuestos del IRPF del trabajo en España

– Mantener la inversión 3 años, si no, deberás devolverlo

– La reinversión de los beneficios queda exenta de tributación si lo reinviertes en una empresa también de reciente creación.

¿Y qué hay del retorno, qué puedo esperar?

No podemos prever el futuro, pero estudios realizados en Reino Unido, donde hay más volumen y datos contrastados, el inversor en startups puede obtener un retorno por encima del 20 % anual – sin incluir los incentivos fiscales- siempre que diversifique sus inversiones en un mínimo de 15 o 20 empresas, ya que son empresas de riesgo elevado y poca liquidez. Si además incluimos los incentivos fiscales, el retorno estaría cercano al 30 % anual, manteniendo las inversiones una media de 4 – 5 años.

El objetivo de este artículo no es que los ahorradores dejen sus planes de pensiones, sino que amplíen su visión en cuanto a las diferentes formas de inversión a largo plazo, que son