Curiosidades {DF}

Dos detenidos por fraude telefónico que usaba como gancho un casting de Juego de Tronos

La Policía Nacional ha detenido a dos personas en Ibiza por un fraude telefónico que usaba como gancho el casting de la conocida serie ‘Juego de Tronos’. Los arrestados crearon una página web con la misma estética y fondos de la serie, www.castingjuegodetronos.com, desde la que se publicitaba el teléfono fraudulento 11858 para poder participar en la selección de personal.

Según informó la Policía, ante el éxito de esta serie y la próxima grabación de capítulos de la quinta temporada en la ciudad de Sevilla, el número de llamadas recibidas por interesados en este teléfono de tarificación adicional fue muy elevado. Los agentes estiman que el fraude total podría superar los 100.000 euros.

Las dos personas detenidas son los apoderados mancomunados de la sociedad que publicitada el teléfono fraudulento. Además, se ha imputado a los dos administradores de otras dos empresas vinculadas con la titularidad del teléfono. Los implicados formaban una estructura con tres niveles en la que todas las mercantiles involucradas se lucraban de los beneficios obtenidos por las llamadas.

La famosa serie de televisión ‘Juego de Tronos’ grabará parte de los capítulos de su quinta temporada en la ciudad de Sevilla y, ante la necesidad de contar con figurantes para la grabación de las escenas, una productora española se encargó de organizar un casting para la selección de personal.

En concreto, la productora puso en marcha una dirección de correo para poder participar en este casting: castingjuegodetronos@gmail.com, un mail al que los interesados podían enviar sus datos personales de manera totalmente gratuita. Los detenidos aprovecharon esta circunstancia para crear la web, www.castingjuegodetronos.com, utilizando el mismo nombre que el correo electrónico facilitado por la productora, en la que se ofrecía el mencionado número 11858 para la inscripción en las pruebas de selección.

Después de llamar a este número de teléfono, una operadora mantenía a los usuarios en espera durante al menos 6 minutos, con lo que el coste de la llamada podía superar los 10 euros.

Tras la detención de los implicados en este fraude, la página web y el teléfono han dejado de estar operativos y además todos los beneficios ilícitamente obtenidos por el entramado empresarial van a ser depositados en la cuenta de consignaciones judiciales a fin de que los perjudicados por la estafa puedan recuperar su dinero.

La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Central de Seguridad Informática, de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, en colaboración con el Grupo de Crimen Organizado de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Ibiza.