Nacional

Durao Barroso: "El Banco de España siempre decía que todo estaba perfecto"

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, aplaudió hoy las reformas emprendidas por el Gobierno español, si bien dijo que todavía quedan algunas “secuelas” importantes. Así lo indicó durante su intervención en el curso “La Europa que deja la crisis”, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la UIMP de Santander.

Sostiene Durao Barroso que no ha sido la UE la que hizo estallar la crisis en la zona euro, sino que ha echado la culpa a los mecanismos de supervisión del sistema financiero, que en España tiene un nombre y es Banco de España. El presidente europeo ha echado la mirada hacia la institución monetaria liderada por Luís María Linde y ha dicho que la crisis española viene de “errores muy graves” de supervisión del sistema. Y ha ido más allá, el portugués ha reconocido que siempre que desde Europa preguntaban cómo estaba la salud de las cajas y los bancos la respuesta era la misma: “todo está perfecto”. Entonces, se ha preguntado Durao Barroso: “¿De quién es la culpa de la crisis de España?”.

Barroso subrayó el “compromiso” de España con las reformas, que “está empezando a ver resultados” que demuestran que el país “ha hecho esfuerzos”. En este sentido, se felicitó del “ambicioso” programa de reformas y resaltó la reforma laboral, del mercado de la vivienda o de las pensiones.

“Hemos podido comprobar que la fórmula de España funciona y los resultados son evidentes”, manifestó el presidente de la Comisión Europea. No obstante, el responsable de la Unión Europea advirtió que la recuperación económica es todavía “débil” y quedan “secuelas” como el elevado nivel de desempleo juvenil.

Servimedia