Destacado Economía Nacional Noticias Política

Echegoyen (Sareb) descarta cambios en la estrategia de la entidad bajo el nuevo Gobierno

El presidente de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Jaime Echegoyen, afirmó este lunes que no prevé cambios en la estrategia de la compañía con la llegada del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

En el ‘XXXI Curso de Economía’ de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el presidente de Sareb explicó que la sociedad tiene “un carácter supranacional” y es “algo que le corresponde a España en su conjunto”. Responde al “compromiso con las autoridades europeas que sigue adelante mientas exista un mandato que no haya sido alterado”, defendió.

El ‘banco malo’ fue impulsado por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012 en el marco de las medidas para afrontar la crisis financiera y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancario (Frob) tiene el 45,9% de su capital.

Echegoyen señaló que no conoce a la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y que todavía no ha hablado con ella, aunque aseguró que “estamos encantados de contar lo que hacemos y donde haga falta”.

El responsable de Sareb recordó que tienen un plan de negocio conocido que recoge que se va cumplir con la devolución de los 51.000 millones de bonos garantizados por el Estado. De ellos, explicó, ya se han devuelto 13.000 millones y para completar la devolución tienen que desinvertir todo su balance antes de 2027, cuando está proyectado acabe la actividad de Sareb. “El plan dice que vamos a cumplir nuestros compromisos, ojalá sea así y para eso trabajamos”, destacó.

Preguntado por las dudas que ha planteado el PSOE en el pasado sobre el coste de Sareb, comentó que “el mandato es conocido desde 2012 por todo aquel que lo haya querido conocer”, expuso, para agregar que “no conozco ninguna compañía con el nivel de seguimiento de ésta”.

En este sentido, recordó que están bajo supervisión de los ministerios de Economía y de Hacienda, del Banco Central Europeo, del Banco de España, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores o del Congreso de los Diputados. Según Echegoyen, Sareb va a cumpir con el pago de la deuda e intereses, pero no se puede esperar que la SAREB arroje beneficios.

Respecto al tiempo que podría tomar el cumplimiento de sus objetivos Echegoyen afirmó que “este es un proyecto a largo plazo” y que realizan un trabajo de “seguimiento diario de los riesgos” que demora los procesos de venta de activos. Agregó que si aún tienen muchos activos por vender es porque no  han incurrido en “barbaridades” sino que han sido cautos. Señaló además que la misión de la SAREB era “aislar al sector financiero” del problema (activos tóxicos) y que sin la creación de la entidad algo muy dañiño para el sistema hubiese pasado.

Sobre la posibilidad de que el nuevo Ejecutivo quiera incrementar las viviendas que tiene Sareb destinadas al alquiler social, el responsable del ‘banco malo’ explicó que la compañía tiene 4.000 pisos destinados a esa finalidad, de los que 1.300 aún no están adjudicadas.

HAYA REAL ESTATE

Por su parte, el consejero delegado de Haya Real Estate, Carlos Abad, se refirió también al impacto que pueda tener el cambio de Gobierno en Sareb, uno de sus clientes.

Un Gobierno “monocolor de 84 diputados”, expuso, será “prudente” y no va a pretender gestionar “como si tuviera una mayoría parlamentaria”. En esta coyuntura “siempre puede haber más tendencia a que haga menos cosas”.

Por ello, descartó que la estrategia respecto a Sareb vaya a ser “muy significativamente modificada por el nuevo Gobierno”. Así, comentó que la compañía quiere negociar con Sareb mantener el contrato más allá de finales de 2019, cuando acaba el actual. Abad apuntó también que no cree que el cambio en el Ejecutivo vaya a determinar si Haya sale a Bolsa o no después de verano.