Política Sectores

Economía cree que los precios podrían cerrar el año "ligeramente en positivo"

El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, ha dicho hoy que el índice de precios de consumo (IPC) podría cerrar el año “cercano al 0 % o ligeramente en positivo”.
En una rueda de prensa, el secretario de Estado de Economía ha asegurado que el abaratamiento de la electricidad y de los productos energéticos explican “la práctica totalidad” del descenso interanual del 0,9 % de los precios en septiembre.
Ha indicado que esta caída es positiva porque incrementa la capacidad adquisitiva de las familias, reduce el coste de las empresas y mejora el saldo exterior, al ser España un país importador de petróleo.
En cuanto a la inflación subyacente, que aumentó el 0,8 %, ha apuntado que es consecuencia de la evolución alcista de los precios de los bienes no energéticos y de los servicios y que “es consistente con la fase de recuperación económica, de crecimiento del empleo y de avance del consumo privado”.
También ha hecho referencia al diferencial de precios respecto a la media europea, que ha aumentado a un punto porcentual al situarse el índice armonizado en el -1,1 % (frente al -0,1 % de la Unión Monetaria).
Este dato “es favorable”, ha explicado, porque permite seguir profundizando en las ganancias de competitividad y mejora la posición del sector exportador.
Respecto a la reducción de las necesidades de financiación del Tesoro, Fernández de Mesa ha dicho que obedece a la “mejora de los ingresos” y ha asegurado que “España necesita menos dinero para financiarse”.
Preguntado por si el Gobierno tiene intención de vender más paquetes de acciones de Bankia, Fernández de Mesa ha dicho que “no hay prisa por deshacerse de su participación” y que lo hará cuando las oportunidades del mercado lo permitan, en línea con lo que ya dijo en verano el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El titular de Economía explicó en agosto en una entrevista con Efe que el actual Ejecutivo ya no llevará a cabo más ventas de acciones de Bankia porque España está en un período marcado por las elecciones generales y “no es el momento más adecuado”.

EFECOM