Noticias

El 10.000 pendiente de la Reserva Federal y de Holanda

Desde diciembre de 2015 que el IBEX35 no llegaba al 10.000 o el DAX al 12.000. Empujado por las blue chips de Banca, sector que sube un 6% en la semana, Teléfonica, Inditex, o Repsol, el IBEX35 ha redondeado un rally alcista que se corregirá seguramente.

A la espera del cierre de EEUU cuando se escribe este artículo, el Dow Jones Industrial sube también lo que quiere decir que estamos en un buen momento. El precio del petróleo ha confirmado el vértigo a los 60$ y vuelve a caer por debajo de 50$, ayer aunque vaya superando esta barrera. Desciende en la semana un 7%.

El bono a 10 años USA está ya en 2,6%, un precio que es la referencia para tirar de los tipos hacia arriba de una vez. Y si eso ocurriese, podríamos estar a las puertas de un mercado bajista.

El mercado descuenta además un gran gasto en infraestructuras en Estados Unidos que unido a las buenas cifras de hoy de tasa de desempleo (235.000 empleos más) provocarán que se extienda la alfombra roja a la reunión del miércoles de Janet Yellen y sus muchachos.

Mientras tanto en Europa, Dragui no ha subido los tipos de interés. La inflación está contenida aunque sigue la tendencia alcista. Mantener los tipos como ha hecho el Banco Central es una apuesta no exenta de que en breve lo hagan.

El 15 de marzo es el día. ¿Cambio de tendencia?.

La semana que viene se publican los datos de inflación en Europa, el ZEW en la eurozona y en Alemania (índice de confianza inversora), porque se reúnen los Bancos Centrales de Inglaterra y Japón, pero el 15 de marzo, San César, márquenlo con rotulador por dos razones:

Primero porque se reúne la Reserva Federal y es muy probable que  suban los tipos de interés. El mercado descuenta un 0,25% y no será el primero ya que al menos se anticipan un par de subidas más durante este año en la misma línea.

Segundo porque se celebran las elecciones generales en Holanda. El “populista” Geert Wilders es el favorito para ganar. Las encuestas predicen que tendrá que entenderse con hasta cinco partidos para gobernar. En cualquier caso que triunfe el populismo en Holanda, reino que cuenta con empresas como  Shell, Philips, ING, o la misma Heineken, y el principal mercado de diamantes del mundo,  es muy preocupante y puede ser un seísmo más a la espera del gran terremoto francés en mayo con Le Pen.

10.000 sí pero en peligro.