Economía Nacional Noticias Política

El 57,4% de los españoles cree que paga mucho en impuestos

El 57,4% de los españoles considera que es “mucho” lo que pagan en impuestos, frente a un 32,1% que la considera “regular” y un 4,9% que dice que es “poco”, según revela el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de julio.

En el barómetro, que dedica una parte a política fiscal, se pregunta a los 2.469 encuestados por su visión sobre los impuestos en España, a lo que se destinan y el fraude, entre otros aspectos.

En todo caso, el 55,6% asegura que son “necesarios” para que el Estado pueda prestar servicios públicos, mientras que un 27,4% dice que son “algo que el Estado nos obliga a pagar sin saber muy bien para qué”. En este sentido, un 55,4% afirma que la sociedad en conjunto se beneficia “poco” de lo que se paga en impuestos y cotizaciones sociales.

Al preguntar por la comparación con otros países, el 34,1% de los encuestados señala que en España se pagan más impuestos que en otros Estados avanzados de Europa, mientras que un 22,5% considera que es menos y un 11,6% que igual.

FRAUDE FISCAL

Respecto al fraude fiscal, un 59,7% dice que en España hay “mucho” y un 34,9% asegura que existe “bastante”. Mientras, un 2,5% cree que hay “poco” y un 0,3% que “muy poco”.

En todo caso, cuando se pregunta por el entorno cercano del encuestado, por la “gente que conoce”, el 34,4% dice que “toda o casi toda declara realmente” sus ingresos y un 34,3% que “bastante”.

Sobre el papel que juega la Administración en la lucha contra el fraude, el 44,4% afirma que en la actualidad se hacen “pocos” esfuerzos y un 18,6% que “muy pocos”. En cuanto a los efectos del fraude, un 30% lamenta que disminuyen los recursos para financiar servicios públicos y un 27,2% afirma que generan injusticias.

Por otra parte, el 87,6% de los ciudadanos apunta que los impuestos no se cobran con justicia y el 47,4% de la población opina que los impuestos deberían recaudarse sobre todo a través de los directos, como el IRPF, frente al 20,7% que apuesta por los indirectos, como el IVA.