Nacional

El 85 % de los directivos no prevé aumentar sus plantillas de enero a marzo de 2016

El 85 por ciento de los directivos españoles no espera aumentar sus plantillas en el primer trimestre de 2016 frente a un siete por ciento que sí confía en incrementar la contratación y un seis por ciento que, por el contrario, prevé reducir el número de empleados.

Así se refleja en el estudio Manpower de Proyección de Empleo, que sitúa las intenciones de contratación de los directivos de enero a marzo en un cuatro por ciento, un punto porcentual por encima de la previsión del trimestre anterior y de hace un año.

Algo por encima que el año anterior

De esta forma, y según el presidente ejecutivo de ManpowerGroup en España, Raúl Grijalba, “España vuelve, por segundo año consecutivo, a registrar perspectivas de contratación de signo positivo; un hecho que viene a reafirmar la recuperación de la confianza de los directivos y la consolidación del mercado laboral español”.

El estudio, elaborado a través de encuestas a 1.000 empresarios españoles, divide el país en seis regiones y valora las previsiones en cada una de ellas: Centro, conformada por Castilla-La Mancha y Madrid; Este, que aglutina a la Comunidad Valenciana y Murcia; Noreste, donde se acogen a Baleares y Cataluña; Noroeste, la zona de Asturias, Castilla y León y Galicia; Norte, donde se aglutinan Aragón, Cantabria, La Rioja, Navarra y País Vasco y Sur , para Andalucía, Canarias y Extremadura.

Positivo en todas las zonas

Siguiendo esta clasificación, los datos reflejan que cinco de las seis zonas del país arrojan cifras positivas, mientras que sólo la región Norte registra resultados negativos, un dos por ciento negativo.

El mayor crecimiento lo experimentan las regiones del Noroeste que alcanzarán los siete puntos y del Sur con un seis por ciento, seguidos del Este y Noreste, ambas con proyecciones de mejora del cinco por ciento y Centro con tres puntos.

En relación al número de trabajadores de cada empresa, destacan las previsiones de contratación de las grandes, con una proyección de empleo neto, del 12 por ciento; seguidas de las medianas, con previsiones del cuatro por ciento y las pequeñas y microempresas, con pronósticos de crecimiento del tres por ciento.

En comparación con el trimestre anterior, las grandes empresas son las que mejoran más sus previsiones, hasta nueve puntos; por delante de las microempresas, con uno de aumento.

Por contra, los directivos de las medianas y las pequeñas empresas empeoran sus previsiones, en dos y un punto porcentual menos respectivamente.

EFECOM