Empresas Sectores

El 86% de los usuarios recomiendan la sanidad privada

Los aspectos mejor valorados son la rapidez de atención, el trato personal y la información que reciben

El 86 por ciento de los usuarios de la sanidad privada recomiendan su uso a familiares y amigos, según refleja el Barómetro de la Sanidad Privada 2015, presentado esta mañana en la sede de la OMC (Organización Médica Colegial).

El informe señala también que el 79 por ciento de los usuarios otorgan puntuaciones a sus servicios por encima del notable. “El objetivo primordial ha sido identificar los principales aspectos de mejora del servicio prestado por la sanidad privada, con el fin de poder trabajar en ellos”, asegura Javier Murillo, presidentes de IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad). En este sentido, los aspectos mejor valorados por los pacientes son la rapidez en ser atendidos, el trato del personal sanitario y la información que reciben.

El 73 por ciento de los 2.527 entrevistados cuentan con un seguro de salud/asistencia sanitaria directa frente al 25 por ciento que están suscritos a una modalidad. Durante este año, el número de nuevos asegurados creció un 10 por ciento y que un 55 por ciento tienen contratado un seguro privado desde hace más de 5 años.

El Barómetro muestra una clara preferencia por la sanidad privada a la hora de acudir a un especialista (55 por ciento) o de requerir ingreso hospitalario (44 por ciento). Sin embargo, cuando se trata de urgencias o atención primaria se decantan por la sanidad pública debido a que el medicamento está financiado y la proximidad de las infraestructuras.

Este último caso es la principal desventaja que encuentran los usuarios al sistema privado, que se encuentran lejos y que no cuentan con suficientes plazas de aparcamiento.

Los aspectos mejor valorados son el tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas y la obtención de resultados, la facilidad para concertar una cita y el tiempo que tarda el médico en atenderle desde que pide una cita. En este sentido, destacan los datos comparativos. Mientras que en la sanidad privada tiene un tiempo de espera de 7,5 días, en la pública es de 41,8 días.

Yasmina Pena