Política

El 90% de los españoles han tenido que suscribir seguros para acceder a un préstamo bancario

El 90% de los españoles se han visto “condicionados” a suscribir pólizas de seguros con entidades bancarias para tener acceso a un préstamo. Además, el 58% asegura que “no ha recibido información veraz, completa y correcta” sobre las características de ese seguro y casi un 64% se siente “desprotegido” antes las posibles imposiciones bancarias.

Son las principales conclusiones del informe sobre la actividad de la Banca-Seguros y su incidencia en el reparto del mercado, presentado por el Consejo General de Mediadores de Seguros de España este martes en Santander. Se trata de un informe socioeconómico en el que este colectivo denuncia “malas prácticas” del sector bancario, sobre todo en el momento de suscribir hipoteca.

El director del estudio, José Carlos Cutiño, ha recordado que “a día de hoy es ilegal imponer un seguro con un crédito”, al tiempo que ha precisado que “nuestro ordenamiento permite, bajo unas condiciones de claridad y transparencia, que el banco puede ofrecer un paquete de crédito y seguro”, pero “lo que no puede es imponerlo”.

La encuesta, elaborada por el Foro de Juristas Expertos en Derecho del Consumo sobre una muestra de 1.500 personas, revela que, en muchos casos, las cláusulas de los seguros firmados no responden a las necesidades de los usuarios. El 47% de los preguntados cree que su seguro está hecho a la medida del banco. La ausencia de coberturas importantes o la inclusión de otras innecesarias es una circunstancia que se repite con asiduidad.

“Por ejemplo, son seguros en los que el beneficiario de la póliza es la propia entidad bancaria que además va a decidir si cobran del seguro o del propio usuario”, ha argumentado Cutiño.

El estudio incide en otra práctica cada vez más frecuente. Así, el 41% de los consultados han recibido oferta personalizadas para la contratación de seguros y afirman que los bancos extraen información relacionada con los hábitos de vida de otras pólizas domiciliadas en la entidad, algo “manifiestamente ilícito” si se realiza sin el consentimiento expreso e informado del cliente.

“El banco debe decir qué datos va a usar, a quién los va a ceder, para qué los va a usar y qué tipo de oferta vamos a recibir a partir de esos datos. Si no es ilegal”, ha asegurado Cutiño.