Opinión

El 90% del éxito de una empresa no es la facturación

En pleno siglo XXI se vuelve (aunque todavía tímidamente) a dar valor a la Persona y a situarla en el centro de la organización, que es el lugar que siempre ha merecido. De hecho, si tenemos en cuenta que sin Talento no hay proyectos, ni resultados, ni productividad, ni inversiones, en definitiva, no habría negocios, todavía me pregunto cómo muchos directivos se han olvidado de que la prioridad ha sido en todo momento estar cerca de la Persona y de los equipos de trabajo.

Hoy en día, en las organizaciones, independientemente de su tamaño, (grandes compañías, pymes y los modelos startup), encuentran un verdadero problema a la hora de detectar buen Talento interno. M. Norris, COO de la multinacional francesa Sodexo, suele decir algo con lo que estoy muy de acuerdo: “no debemos tener expectativas de contratar personas motivadas, sino que la motivación debe venir desde dentro de las empresas”. Ésta es la clave, porque uno de los principales retos actuales consiste no sólo en poner a la persona en el centro de la organización sino en plantearse seriamente ¿cómo motivar, desarrollar y retener el Talento?

Llegados a este momento lo más recomendable es parar, tomar aire y saber que puedes contactar con un CPO o Chief People Officer que te asesore en el ámbito de la motivación y retención de tu equipo. Atención, no me refiero a un CPO cualquiera, sino a un Asesor de Talento que te apoye desde dentro de la organización o que incluso, trabajando desde fuera, se involucre en tu proyecto, hable tu mismo idioma, entienda tus objetivos y conozca tanto la industria como el ecosistema en el que trabajas.

Como CPO estoy convencida de que más allá de las ideas clásicas relacionadas con Recursos Humanos sobre las que existe tanta literatura, la reflexión sobre retener el Talento debe centrarse en tres claves: Orgullo de pertenencia a un proyecto, empresa u organización; Buena gestión de la Marca del Empleador; Definir y Crear una Cultura del Talento.

El futuro de la empresa tiene varios retos y el más importante debe ser saber motivar y retener al Equipo, cuidando el Talento de las personas, porque ellas son las que representan más del 90% del éxito de los proyectos.

Marta Díaz Barrera, fundadora y CEO de Talentoscopio