Política Sectores

Las familias destinan 90 de cada 100 euros al transporte en coche particular

El autobús urbano es un 30 por ciento más barato que en las principales ciudades europeas, aunque más lento

Trasladarse al trabajo, a hacer la compra o a llevar los niños al colegio supone una importante cantidad de dinero para las familias. De esta forma, 90 de cada 100 euros se destinan al transporte en los vehículos particulares. El dato contrasta con el gasto al que se enfrentarían estas familias si utilizasen el transporte público, ya que solo gastarían cinco de cada 100 euros.

Esta diferencia es mayor en España que en otros países debido a que el transporte público en nuestro país es un 30 por ciento más barato que las principales ciudades europeas. Lo dice la Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Urbanos Colectivos (Atuc), que fijan el precio del billete sencillo en España en los 1,5 euros, mientras que el resto de Europa superan los dos euros.

Lo mismo pasa con el abono mensual, que en Madrid por ejemplo es un 26 por ciento más barato que la media de las ciudades más importantes de Europa. Esto se debe a que más de la mitad del precio está financiado por la administración. Exactamente, los usuarios solamente pagan un 47 por ciento, quedando el resto en manos de los gobiernos, favoreciendo el uso del transporte público entre la población del resto de la Unión Europea.

Además de ser más barato, es más rápido que el vehículo particular. Un ejemplo de ello se da en la entrada a Madrid. En las horas punta, el autobús utiliza el carril Bus-Vao, con lo que llega más rápido a su destino que los que se pasan minutos e incluso horas en los atascos. Más rápido que el coche, pero más lento respecto a Europa. La diferencia es clara, mientras en el resto de Europa la velocidad media del autobús urbano es de 20 kilómetros hora, en la capital de España es casi la mitad, 13 kilómetros por hora.

Yasmina Pena