Política Sectores

El ahorro de los hogares creció un 1,3 por ciento en el primer trimestre del año

Sin embargo, aglutinan una necesidad de financiación de 7.423 millones de euros

La tasa de ahorro de los hogares aumentó un 1,3 por ciento en el primer trimestre de 2015 al alcanzar una renta disponible bruta de 162.090 millones, un 3,2 por ciento más respecto al mismo periodo de 2014, según ha publicado esta mañana el Instituto Nacional de Estadística.

Este crecimiento de la renta se debió al aumento del saldo de rentas primarias brutas en un 3,1 por ciento y 1,1 puntos porcentuales las prestaciones recibidas por el sector. Este crecimiento se produce incluso después de que los saldos netos de las rentas de la propiedad hayan crecido un 15,3 por ciento menos que en el primer trimestre de 2014.

Por otro lado, el gasto en consumo se incrementó un 1,8 por ciento y alcanza los 159.318 millones de euros. Sin embargo, aunque el volumen de inversión aumentó un 0,5 por ciento hasta los 9.646 millones de euros no fue suficiente, por lo que los hogares tienen una necesidad de financiación de 7.423 millones de euros.

En términos generales, la economía nacional obtuvo en el primer trimestre del año una necesidad de financiación de 952 millones frente al resto del mundo. Esta cifra decreció en 1.667 millones de euros y constituye el 0,4 por ciento del PIB. Aunque las importaciones y exportaciones de bienes y servicios crecieron en 3.309 y 4.927 millones de euros, la balanza de rentas y transferencias corrientes vieron reducir su salgo negativo en 831 millones de euros.

Las Administraciones Públicas necesitan financiación

La renta disponible de las Administraciones Públicas se situó en los 47.774 millones de euros, un punto porcentual superior al registrado en el mismo ejercicio de 2014. Esto se debe al crecimiento tanto de la recaudación de impuestos sobre producción y exportaciones (0,4 por ciento), impuestos sobre la renta y el patrimonio (3 por ciento) y las cotizaciones sociales (0,5 por ciento).

Aun con todo, esta renta y este crecimiento no fue suficiente para financiar su gasto en el consumo final, que se incrementó un 3,1 por ciento. Por lo tanto, las Administraciones Públicas registran una necesidad de financiación de 7.131.

Capacidad de financiación en instituciones financieras y sociedades no financieras

El resultado contrario registran las sociedades no financieras y las instituciones financieras. Las primeras obtuvieron una renta disponible bruta de 39.196 millones de euros, un 13,3 por ciento más que en el mismo periodo del pasado año. Esto se debe al crecimiento del salto en las rentas primarias brutas (12,8 por ciento), a la cuantía pagada en concepto de impuestos de sociedades (2,1 por ciento) y las cotizaciones sociales (1,8 por ciento). Por lo contrario, registraron descensos el saldo neto de otras transferencias pagadas (-11,7 por ciento) y las prestaciones sociales pagadas (-2,7 por ciento).

Por lo tanto, las sociedades no financieras registran una capacidad de financiación de 8.572 millones de euros tras financiar el volumen de inversión del sector, que ascendió a los 32.512 millones de euros.

Las instituciones financieras, a pesar de que vieron decrecer su renta bruta en un 1,4 por ciento hasta los 6.204 millones de euros, tienen una capacidad de financiación de 5.030 millones de euros al registrar un saldo negativo de transferencias netas de capital percibidas (-364 millones de euros) y una inversión de 1.506 millones de euros.

Yasmina Pena