Noticias

El alojamiento extrahotelero superó los 5 millones de pernoctaciones en febrero

Los turistas españoles superaron el millón de hospedajes

El alojamiento turístico extrahotelero (apartamentos, campings, turismo rural y albergues) aumentó en febrero un 0,9 por ciento respecto al mismo mes de 2015, superando los 5 millones de pernoctaciones y una estancia media de 6,2 noches por viajero. El colectivo que más recurrió a este tipo de alojamiento fueron los turistas residentes en España, que aumentaron un 9,9 por ciento, mientras que los no residentes descendieron un 1,2 por ciento.

Aunque los españoles fueron los que más recurrieron a estas alternativas de hospedaje, fueron los turistas extranjeros los que se alojaron más noches. De esta forma, mientras que 392.000 españoles optaron por el alojamiento extrahotelero, superando el millón de pernoctaciones, los del resto de países de la Unión Europea apenas llegaron a los 355.000, aunque las noches de estancia superaron los 3,4 millones.

El alojamiento en el que más crecieron las pernoctaciones fue el turismo rural con un 19,5 por ciento. Además, este porcentaje aumentó tanto en el caso de los turistas residentes (21,4 por ciento) como en el de los no residentes (13,1 por ciento), aunque la mayor tasa de ocupación se registró en los fines de semana, alcanzando el 21,3 por ciento de las pernoctaciones. Los destinos “sol y playa” siguen siendo los más demandados, por eso las Islas Canarias registraron el 35,8 por ciento de las ocupaciones.

Al anterior le siguen los albergues, donde las pernoctaciones aumentaron un 4,4 por ciento respecto a febrero de 2014. Aquí también aumentaron las reservas tanto de residentes (aumentaron un 3,2 por ciento) como de no residentes (crecieron un 6,9 por ciento), aunque destaca el alojamiento de fin de semana, que representa un 24,2 por ciento del total, una cifra que decreció un 9,5 por ciento respecto el pasado año. En este caso, los destinos más demandados fueron las principales capitales españolas, llevándose Madrid el mayor grado de ocupación con un 31 por ciento del total.

En cuanto al camping, el crecimiento de las pernoctaciones fue menor, un 2,7 por ciento. Esto se debe, en parte, a que la tasa de turistas extranjeros no varió con respecto a 2014 (76,9 por ciento), aunque sí aumentaron las reservas de los españoles 12,5 puntos. Este aumento se debe a una mayor estancia de fin de semana, que creció un 2,3 por ciento. Aquí se vuelve a notar la inclinación por el tradicional “sol y playa”, por eso la Costa Blanca fue la zona española  donde se registró un mayor número de pernoctaciones, alcanzando el 78,9 por ciento de la ocupación.

En contraste con los ejemplos anteriores se encuentra la reserva en los apartamentos, que decreció un 1 por ciento. Este descenso se debe a los turistas no residentes, cuyas ocupaciones en este tipo de hospedaje decrecieron un 1,8 por ciento. De estos, fueron los alemanes quienes más bajaron las pernoctaciones en los apartamentos, un 7,1 por ciento, al igual que los británicos, cuya ocupación descendió un 1,2 por ciento. Sin embargo, no todas son malas noticias para este sector porque, a pesar de que las pernoctaciones totales disminuyeron, aumentaron las referentes al fin de semana en un 1,3 por ciento, llegando en su totalidad al 39,4 por ciento de la ocupación.