Nacional Política Sectores

El automóvil compensa el batacazo en las exportaciones de energéticos

La UE continúa siendo el principal destino de las ventas al exterior, aunque Estados Unidos y China ganan cada vez peso

Una de cal y otra de arena para el sector exterior de España. Según los datos hechos públicos esta mañana por el Ministerio de Economía y Competitividad, las exportaciones españolas crecieron un 4,3 por ciento interanual en 2015, alcanzándose los 250.241,3 millones de euros.

“Buenas noticias”, en palabras del secretario de Estado de Comercio, Jaime García – Legaz, que al análisis sectorial dejan patente una pérdida de competitividad en el sector energético nacional (petróleo y derivados y gas). Las menores ventas a Francia, Estados Unidos, Corea del Sur, Brasil y Argentina, han lastrado las exportaciones un -27,7 por ciento interanual, con una contribución al conjunto del -2,0 por ciento, también negativo. A estas cifras se suma también el retroceso del -3,8 por ciento en las ventas de materias primas y del -21,9 por ciento registrado por el cajón de sastre denominado ‘otras mercancías’.

La balanza la compensan las exportaciones del sector del automóvil, que crecieron un 19,6 por ciento anual y representaron un 2,9 por ciento sobre el total de ventas al exterior, seguidos de bienes de consumo duradero, que avanzaron un 18 por ciento (9,7 por ciento sobre el total) y manufacturas de consumo y alimentación con un 9,4 y 9,0 por ciento positivo respectivamente (9,7 por ciento y 16,2 por ciento sobre el total).

En previsión de la que puede venirse encima por el frenazo en el crecimiento europeo, las empresas españolas buscan nuevos mercados sin temor al tipo de cambio. Los datos demuestran que cada vez son más las que optan por el mercado de Estados Unidos para vender sus productos, en concreto, en 2015 un 7,2 por ciento más. Cifra que podría verse incrementada una vez firmado el Tratado de Libre Comercio entre la UE y EEUU que se estima sumará un 1,6 por ciento a nuestras exportaciones. Otro de los destinos, especialmente para el sector cárnico, que gana cada vez más adeptos es China, con un avance del 8,8 por ciento.

Sin embargo alcanzar los volúmenes auspiciados por la proximidad de la Unión Europea supone un camino de largo recorrido. Durante el pasado año el 64,8 por ciento de las exportaciones (6,4 por ciento más interanual) no cruzaron el charco. De ellas el 50,4 por ciento (5,4 por ciento más) se dirigieron a la zona Euro, principalmente Francia (15,5 por ciento) y Alemania (10,8 por ciento). Cabe destacar en este apartado la evolución de las ventas a Italia, que crecieron un 8,2 por ciento interanual.

Bienes de equipo

En el apartado de las importaciones el buen comportamiento de los bienes de equipo “avala la tesis de la recapitalización de la economía española”, afirmaba García – Legaz. Entre enero y diciembre del pasado año éstas crecieron un 18,9 por ciento suponiendo un 20,4 por ciento sobre el total. En segundo lugar el automóvil con un aumento del 16,8 por ciento seguido de los bienes de consumo duradero (14,6 por ciento).

En este apartado también la atención la caída del 30,3 por ciento en las importaciones de productos energéticos, aún así supusieron un 14,1 por ciento sobre el total, sólo por detrás de los mencionados bienes de equipo y productos químicos.

En su conjunto el déficit comercial se redujo un 1,2 por ciento hasta los 24.173 millones -segundo valor más bajo desde 1998-.  Ahora bien pese a que el salgo no energético marcó de nuevo un positivo de 1.911,7 millones de euros, éste se redujo en casi 11.700 millones respecto a 2014.

Exportadoras regulares

Entre las buenas noticias que se extraen del informe, cabe destacar la del aumento del 4,2 por ciento del número de empresas que exportan regularmente, que alcanzaron las 47.782. Dato que se acompaña por un volumen de ventas de 233.692 millones de euros (4,7 por ciento más interanual), de los que casi el 99 por ciento se integraron dentro del conjunto de exportaciones superiores a 50.000 euros.

No obstante y aunque en 2015 se produjo un leve retroceso del 0,2 por ciento en el número de empresa exportadoras dejando el total en 147.378, el volumen total de exportación creció un 4,3 por ciento más, rebasando la barrera de los 250.000 millones de euros.