Economía

El Banco Central de Suiza provoca un tsunami en los mercados

La decisión de Suiza de liberar la cotización de su divisa ha cogido por sorpresa a los inversores. Las reacciones no han tardado en producirse, siendo la más destacada el encarecimiento del franco suizo, que ha llegado a revalorizarse un 35% respecto al euro en algunos momentos si bien finalmente se ha limitado al 13%.

Esto ha tenido efectos colaterales en el resto de activos tras el pánico que se ha vivido nada más conocerse la noticia. Tras la tempestad, al cierre el mercado ha colocado a cada uno en su lugar: subidas en bolsas de la zona euro (Eurostoxx +2,19%), desplome del mercado de acciones suizo (índice SMI -8,6%) y deprecación del euro incluso frente al dólar (el eurodólar se sitúa en 1,157 vs 1,18 ayer).

Así pues, Suiza pone fin a la protección de su divisa en una decisión que tomó hace tres años en plena crisis de deuda soberana europea. Uno de los motivos es la presión que iba a existir sobre el franco suizo en caso de que el BCE decida la semana que viene comprar deuda, lo que probablemente provocaría una depreciación del euro. Las compañías suizas que más han caído han sido las que mayor proporción de negocio tienen fuera de sus fronteras: es el caso de Swatch (-16%) o Novartis (-8%), que ahora tendrán que lidiar con un franco suizo más caro. Los bancos UBS y Credit Suisse han perdido cerca de un -10%.

Ya en España, y a pesar de varios intentos, al Ibex se le han atascado los 10.000 puntos. Al cierre se ha anotado un +1,39% hasta los 9.982. Lo han liderado OHL (+8,98%) y Sacyr (+4,69%), mientras que por abajo solo dos valores se han situado en rojo: Inditex -0,57% y Gamesa -0,79%.

En la agenda macro hemos tenido datos interesantes: Alemania presentaba esta mañana el PIB de 2014, que tal y como se esperaba ha mostrado un crecimiento del 1,5% en su economía.  A mediodía EE.UU. ha presentado el Empire manufacturero del mes de enero, que ha aumentado de forma significativa hasta 9,95 frente al dato augurado por el mercado de 5,0. La cifra de la encuesta Filadelfia Fed ha caído más de lo esperado y se sitúa en 6,3 frente al dato estimado por los analistas de 18,7.

Al otro lado del charco siguen presentando resultados los grandes bancos. Los de Citigroup han decepcionado debido principalmente a la caída del trading, en especial el de renta fija, y a la apreciación del dólar que ha visto como los resultados de fuera de EE.UU. descendían más de lo esperado. El beneficio neto ha caído hasta los 350 MnUS$ o 0,06 $/acción frente al esperado de 0,09 $/acción. Lo mismo ha ocurrido con Bank of America: la caída de las operaciones en el mercado de renta fija y los bajos tipos de interés han hecho mella en sus resultados del 4T. El beneficio neto ha descendido hasta los 3.050 MnUS$ o 0,25 $/acción frente al dato estimado por el mercado de 0,29 $/acción.

Self Bank