Destacado Economía Internacional

El Banco de España alerta de “consecuencias severas” si los aranceles impulsados por Trump desencadenan medidas de represalia

El Banco de España señaló este lunes que las medidas proteccionistas a través de aranceles impulsadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tendrán un impacto directo “relativamente reducido” pero con consecuencias “severas” si desencadenan “medidas de represalia mutua entre los países afectados”.

Así se recoge en el informe ‘Las medidas proteccionistas no arancelarias y las exportaciones españolas’, publicado este lunes por el Banco de España. En él, el organismo liderado por Hernández de Cos explica que los aranceles introducidos por el Gobierno estadounidense podría tener consecuencias “muy severas” sobre el comercio y la actividad económica mundiales.

Sin embargo, en el informe, el Banco de España pone el foco “sobre otro tipo de políticas proteccionistas, no arancelarias, cuya utilización es menos transparente y que han sido objeto de un volumen menor de análisis en la literatura económica”. En este sentido, el Banco de España señala que “el recurso a este proteccionismo no arancelario por parte de diferentes países desarrollados en los últimos años ha sido elevado”.

Sobre estas medidas el organismo explica que se pueden dar de “formas muy diversas”, como ayudas financieras a la industria nacional, la introducción de condiciones en los proyectos de licitación pública que conduzcan al establecimiento de limitaciones efectivas a los competidores extranjeros o la exigencia de requisitos fitosanitarios que han de cumplir los productos importados.

Así, mientras que tanto China como España han introducido desde 2009 en torno a 300 barreras comerciales no arancelarias, Estados Unidos ha implementado, en ese mismo período, más de 1.400 nuevas medidas proteccionistas de esa misma naturaleza. Por lo que respecta a las importaciones procedentes de España, Estados Unidos ha impuesto desde 2009 un total de 546 medidas restrictivas.

Por el contrario, las ventas de productos españoles a otros destinos han enfrentado, en términos generales, un número más reducido de nuevas barreras no arancelarias. A modo de ejemplo, China ha implementado en ese mismo período 131 nuevas medidas proteccionistas que afectan a las exportaciones españolas.

Por sectores, los productos más protegidos por Estados Unidos a través de este tipo de medidas son los relacionados con la rama de la metalurgia, identificada en ese país como una de las más afectadas por la competencia internacional.

En cuanto al impacto de estas medidas sobre las exportaciones españolas, el Banco de España calcula que el crecimiento de las exportaciones destinadas al país que impone una barrera no arancelaria es 3,1 puntos porcentuales inferior al de las exportaciones de la misma empresa y el mismo producto destinadas al resto de países.

Este efecto negativo es económicamente relevante, teniendo en cuenta que el crecimiento anual medio de las exportaciones observadas en el período 2009-2013 es del 6,5%. Así, el organismo calcula que el crecimiento anual agregado de las exportaciones españolas en términos nominales podría haber sido en torno al 14%, frente al 11% observado.