Política Sectores

El Banco de España constata el “elevado dinamismo” del consumo privado al final del segundo trimestre

El Banco de España ha destacado que el consumo privado habría mantenido un “elevado dinamismo” al final del segundo trimestre del año de acuerdo con los datos disponibles, al tiempo que el proceso de recuperación de la inversión residencial iniciado a principios de 2014 habría proseguido en los últimos meses.

En el boletín económico de julio-agosto, la autoridad monetaria resalta que el comportamiento “expansivo” de los hogares en el periodo más reciente ha seguido sustentándose en la tendencia “favorable” del empleo y de los condicionantes de naturaleza financiera.

Entre los indicadores cualitativos, señala que tanto el índice de confianza de los consumidores como el de los comerciantes minoristas registraron pequeñas disminuciones en junio, si bien continuaron en niveles próximos a sus máximos históricos.

Por el lado de los indicadores cuantitativos, destaca que las matriculaciones de automóviles particulares se incrementaron un 1,6% en junio en términos intermensuales, impulsadas por una nueva edición del Plan PIVE.

Ligera desaceleración de la cosntrucción

También señala que los datos más recientes de los indicadores referidos a la actividad de la construcción sugieren el mantenimiento del dinamismo del sector que, no obstante, podría estar experimentando una “ligera desaceleración”.

Respecto a los servicios de mercado, el Banco de España afirma que la información más reciente relativa apunta a una cierta moderación de la actividad del sector a medida que avanzó el segundo trimestre, mientras que, por el contrario, los datos referidos a la inversión empresarial han seguido mostrando un “tono positivo” en el último periodo.

La institución gobernada por Luis María Linde destaca que la evolución del empleo continuó siendo favorable en el segundo trimestre del año. Así, la Encuesta de Población Activa (EPA) de este periodo arrojó un aumento intertrimestral de la ocupación del 0,7%, mientras que las afiliaciones a la Seguridad Social aumentaron en junio un 0,2% intermensual.

En cuanto a los indicadores que aproximan las presiones inflacionistas futuras, apunta que el componente no energético de los precios industriales prolongó en mayo la aceleración que viene mostrando desde el comienzo del año. Por el contrario, añade, la tasa de variación interanual del indicador análogo referido a los precios de importación de productos industriales registró en el mismo mes su primera disminución desde marzo de 2014.

Reducir la deuda pública

Sobre la evolución de la deuda pública, el Banco de España recuerda que el ratio deuda/PIB mantuvo el pasado año su tendencia creciente, hasta situarse en el 97,7% del PIB, frente al 92,1% registrado un año antes, como resultado esencialmente del déficit primario y de la carga de intereses. En cambio, el crecimiento del PIB nominal permitió frenar el crecimiento de la ratio de deuda por primera vez desde el año 2008.

En este contexto, la autoridad monetaria afirma que la prioridad de la política fiscal debe seguir siendo la estabilización primero y, posteriormente, la disminución gradual de la ratio de deuda pública sobre el PIB, lo que exige que el proceso de consolidación fiscal que se encuentra en marcha se complete “con éxito”.

En este sentido, indica que los objetivos de déficit público incluidos en la última actualización del Programa de Estabilidad de España permitiría mantener la ratio deuda pública sobre el PIB en 2015 en niveles ligeramente por debajo del 100%, para comenzar a reducirse gradualmente en los años siguientes.

Europa Press