Nacional

El Banco de España estima que el PIB creció un 0,5% en el tercer trimestre

El Banco de España estima que la economía española registró un crecimiento del 0,5% en el tercer trimestre del año en comparación con el periodo abril-junio según recoge la institución en su último Boletín Económico publicado este jueves.

El organismo que gobierna Luis Linde explica que son unas “estimaciones realizadas a partir de la información coyuntural disponible”, para agregar que la economía española completa “un ciclo de cinco trimestres consecutivos de crecimientos positivos”.

En todo caso, cabe recordar que se modera el ritmo de crecimiento del PIB, pues en el segundo trimestre fue del 0,6%.

En términos de la tasa de variación interanual, según los cálculos del Banco de España, el producto habría aumentado un 1,6%.

Desde el Banco de España aclaran que la estimación del PIB del tercer trimestre tiene un “carácter más preliminar de lo habitual y está sujeta a especiales dificultades” por las diferencias estadísticas que puedan surgir a raíz de los cambios en la metodología y en la base de la Contabilidad Nacional que están llevándose a cabo en estos momentos.

Durante el tercer trimestre, subraya el supervisor, la economía española “prolongó la pauta de recuperación que se empezó a perfilar a lo largo del año pasado, apoyada en la progresiva normalización de las condiciones de financiación, el mantenimiento de niveles de confianza relativamente robustos y la favorable evolución del mercado laboral”.

Para el Banco de España “el mejor comportamiento del empleo a lo largo del último año obedece, en parte, al mantenimiento de las pautas de moderación salarial”.

Desde el regulador se estima un aumento del consumo de los hogares entre julio y septiembre “algo inferior” al observado el trimestre precedente (del 0,5% en tasa intertrimestral), dentro de una “trayectoria favorable”.

“Este comportamiento se apoyaría en la creación de empleo y en la fortaleza que aún mantiene el gasto de algunos componentes de consumo duradero”, aseguró.

En cuanto a la inversión residencial, ésta “atenuó su tasa de retroceso” en el tercer trimestre, “en un contexto en el que los visados de obra nueva y los indicadores de demanda de vivienda dieron señales de estabilización tras siete años de ajuste”.

Respecto a la evolución de los precios, se prevén tasas de inflación, medidas por el IPC, “muy reducidas” a lo largo del horizonte de proyección, con tasas promedio del 0,1% y del 0,7% en 2014 y 2015, respectivamente.

Por otra parte, el regulador apunta que en España las condiciones financieras “continuaron mejorando a lo largo del tercer trimestre, aunque también se han visto afectadas por las tensiones más recientes”.

Así, recuerda que “se produjeron nuevos descensos en las rentabilidades de la deuda pública española y en los diferenciales frente al bono alemán”.

 

SERVIMEDIA