Nacional

El Banco de España habla de su gestión con relación a la intervención de Banco Madrid

El Banco de España ha anunciado en un comunicado que va a seguir actuando “con la máxima celeridad posible” en todo lo que haga falta para “la gestión ordenada de la problemática que plantea la situación“, apuntando que va a continuar colaborando con la autoridad judicial, el Gobierno, la CNMV, el Banco Central Europeo y las autoridades competentes del Principado de Andorra.

En el comunicado, el Banco de España asegura haber actuado en el marco de sus responsabilidades “como supervisor prudencial y banco central, dando respuesta al grave impacto que los acontecimientos producidos han ocasionado sobre la operativa y la viabilidad de la entidad”.

La nota comienza con el relato de las actuaciones, señalando que la entidad empezó a actuar con el nombramiento de interventores el 10 de marzo, día en el que se conocieron las acusaciones de la FinCEN y sus implicaciones sobre la operativa del grupo BPA y se recibió el informe del Sepblac en el que se apuntaban las presuntas irregularidades de Banco de Madrid en lo que a prevención del blanqueo de capitales se refiere.

El Banco de España, recoge que el 12 de marzo, acordó a petición de los miembros del Consejo de Administración de la entidad, su sustitución por administradores provisionales designados por la entidad gobernada por Luis M. Linde. El 15 de marzo, aseguran, que ante el deterioro de la situación operativa y de liquidez de Banco de Madrid, la Comisión Ejecutiva del Banco de España suspendió al Banco de Madrid de su condición de contrapartida en operaciones de política monetaria del Eurosistema.

Otra de las fechas que se recogen en el comunicado es el 18 de marzo. Ese día, en relación con las actuaciones del FROB y del Fgdec se tomaron las decisiones que resultaban precisas en la tramitación del concurso de acreedores y el inicio del proceso de abono a los depositantes de Banco de Madrid de las cantidades garantizadas.