Internacional Noticias

El Banco Mundial prevé un futuro volátil para el precio del petróleo

El precio del petróleo seguirá volátil, según estimaciones del Banco Mundial (BM) publicadas el julio en un informe donde se analizan los factores que han empujado a la baja a esta materia prima energética. La situación actual según el BM responde principalmente a factores relacionados con la oferta y podrían derivar en cambios en la estructura y funcionamiento de los mercados globales de petróleo.

Los precios de la cesta de referencia de petróleo, según el último informe de los países exportadores de petróleo (OPEP), retrocedieron en junio un 3,1 por ciento. En julio, el valor del barril cotizó por debajo de los 60$ durante todo el mes. En el mediano plazo, el organismo mundial estima que los precios se podrían recuperar gradualmente de los actuales niveles pero seguirán bajos y con gran volatilidad.

De acuerdo con un análisis publicado el 13 de julio, el organismo evaluó que históricamente se ha comprobado que la declinación de precios del petróleo es frecuentemente seguida por una relativa y débil recuperación de la economía global. El precio del petróleo está cayendo desde mediados de 2014 por cambios en las condiciones de oferta y demanda, por la apreciación del dólar en el corto plazo y por un cambio en las políticas de los países exportadores de petróleo (OPEP) que están afrontando riesgos geopolíticos. Aunque la capacidad de oferta de países productores con alto costo y flexibilidad como es el caso de la industria de petróleo de esquisto en Estados Unidos, está ajustando precios, es muy probable que los factores de debilidad seguirán persistiendo en el mediano plazo.

“La evidencia actual parece indicar que el desequilibrio del mercado generado durante años por precios altos estimulando una oferta abundante de crudo tardará más tiempo en sanearse”, indicó George Pizarro, analista de mercado de IG España y añadió: “Si analizamos el suministro del hidrocarburo, la producción de la OPEP, vemos que ha crecido hasta máximos de tres años, superando en junio su cuota objetivo de 30 millones de barriles diarios en 1,5 millones de barriles adicionales”. Pizarro explicó también que esta política tendiente a ejercer presión en productores no convencionales como los Estados Unidos, ha generado la resistencia de este país y en consecuencia, se produjo una superabundancia en el mercado.

Según el Banco Mundial el impacto negativo de los precios más bajos en los países exportadores ha sido inmediato y en algunos casos, se ha acentuado por las presiones de los mercados financieros, mientras que el impacto positivo en los países importadores aparece aún difuso y no se ha materializado plenamente. El crecimiento económico global a comienzos de 2015 ha sido opaco y ha sido revisado a la baja, en 3.2% por los desafíos de la euro zona, que podría beneficiarse de los precios más bajos del crudo.

La oferta y la demanda mundial según la OPEP

La demanda de petróleo en 2015 fue revisada en 0,1 millones de barriles diarios más alta con relación al mes anterior para estabilizarse en 1.28 Mb/d alcanzando un consumo total de 92,61 Mb/d, por encima de la estimación anterior en 92,50 M/b. En 2016 se espera que la tasa de crecimiento de la demanda mundial llegue a 1,34 Mb/d de los actuales niveles de 2015.

En cuanto a la oferta, los datos de julio de la OPEP indican que la oferta global decreció un 0,22 Mb/día para promediar los 94,03 MB/d comparado con el mes previo. En los países no pertenecientes de la OPEP la oferta cayó un 0,51 Mb/d pero en contraparte se registró un aumento de los países de la OPEP en 0,28 Mb/d. La estabilidad en los precios, según el BM, estará condicionada en buena parte por la capacidad de la oferta de ajustarse a las actuales condiciones de mercado, donde la OPEP tiene un amplio margen de intervención.