Internacional Política

El BCE comenzará a comprar bonos de empresas, a partir del miércoles

Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Repsol son las corporaciones españolas que previsiblemente más se beneficiarán

El Banco Central Europeo pondrá en marcha este miércoles su programa de compra de deuda corporativa o CSSP –por las siglas de este en inglés-. A través de este proyecto, la institución comunitaria adquirirá deuda emitida por empresas con calificación por encima del bono basura.

El BCE hará uso de algunos bancos centrales –España, Italia, Francia, Alemania, Bélgica y Finlandia- de realizar esta compra, siempre en representación del Eurosistema. Los títulos, cabe recordar en este punto, se podrán adquirir tanto en el mercado primario, como en el secundario.

Además, la deuda de las empresas debe estar denominad en euros y el vencimiento debe oscilar entre un mínimo de seis meses y un máximo de menos de 31 años. Según las condiciones del programa, por otro lado, las entidades podrán adquirir un máximo del 70% de cada emisión.

Sin embargo, las condiciones impuestas por el BCE imponen algunos límites de adquisición. Por ejemplo, no permite adquirir títulos emitidos por entidades bancarias –incluidas filiales o entidades equiparables-. Por otro lado, también se deja fuera de estas condiciones a las emisiones a sociedades como el FROB o la Sareb, por su naturaleza.

Situación España

Dentro de un universo que podría llegar a los 850.000 millones de euros, las empresas españolas podrían beneficiarse de una manera considerable. La financiación de cerca de 57.000 millones de euros procedentes de los balances de compañías españolas mejoraría en su financiación.

Entre las potenciales beneficiarias se encuentran sociedades del tamaño de Iberdrola o Gas Natural Fenosa; también Repsol se erige como una de las que se sitúa mejor para beneficiarse del programa comunitario.

Sin embargo, y según las previsiones, el importe íntegro de las empresas francesas podría alcanzar los 209.000 millones de euros y el de las alemanas a 122.000 millones. Italia también superaría la cifra patria al llegar hasta los 70.000 millones.

Llama la atención en este punto y para finalizar que el mayor número de bonos elegibles se encuentre en el sector de la energía, sobresaliendo el eléctrico en este sentido. Así, las eléctricas comunitarias podrían acaparar compras que alcancen los 151.000 millones de euros.