Política Sectores

El BCE contento por la recuperación de la integración financiera europea

El organismo presidido por Mario Draghi atribuye la mejoría en la integración a las políticas monetarias no convencionales de los últimos meses

La integración financiera en la Unión Europea ha vuelto a alcanzar los niveles previos a la crisis de la deuda soberana, según ha explicado hoy el Banco Central Europeo (BCE) en su informe anual presentado en la Conferencia sobre la integración financiera y la estabilidad que ha celebrado conjuntamente con la Comisión Europea.

El documento presenta una mejoría en la mayoría de segmentos del mercado y la integración financiera ha mejorado gracias  al Mecanismo único de supervisión y  al de Resolución. El BCE señala además en su texto que la recuperación de la Unión Bancaria han sido muy importantes las distintas medidas de política monetaria no convencionales llevas a cabo por el organismo presidido por Mario Draghi.

“La integración financiera europea ha mejorado en los dos últimos años, lo que también ha favorecido el acceso de las empresas a la financiación. Nuestras medidas han reducido la fragmentación financiera y, desde el año pasado, tanto el nivel como la dispersión de los tipos de interés aplicados al crédito se han reducido, especialmente en el caso del concedido a las pequeñas y medianas empresas. Queda mucho trabajo por hacer para potenciar la integración financiera. El proyecto de la Unión de los Mercados de Capitales, puesto en marcha por la Comisión, puede contribuir positivamente a alcanzar este objetivo” ha afirmado Vítor Constâncio, vicepresidente del Banco Central Europeo.

Mejoras en todos los segmentos

El BCE en su informe ha destacado la mejoría en varios segmentos del mercado bancario recuperando los niveles previos a los observados antes de la quiebra de Lehman. El aumento de confianza que viene señalado por este acceso a una mayor financiación a corto plazo transfronteriza también se ve reflejado en los menores niveles de exceso de liquidez en el sector bancario.

Los indicadores también han mostrado el retroceso de la fragmentación en los mercados de renta fija de la zona euro debido principalmente a tres factores: la aplicación de reformas estrucutrales en países con dificultades, avance en las reformas de la estructura financiera y las medidas de política monetaria del BCE.

Sin embargo, la integración de los mercados de renta variable es menos clara que en los segmentos anteriores. Los indicadores basados en precios muestran, por ejemplo, una fragmentación de los mercados de renta variable permanentemente más elevada entre los países en dificultades que entre los que no atraviesan dificultades financieras.

Foto: GTRES