Nacional

El BCE estrena hoy el Mecanismo Único de Supervisión del sistema financiero de la UE

El Banco Central Europeo (BCE) estrena este martes el Mecanismo Único de Supervisión (MUS) que vigilará el sistema financiero de los países de la Unión Europea.

Así, el BCE tendrá que vigilar a un total de 128 entidades europeas, entre las que se encuentran 15 entidades financieras españolas. De este modo, las entidades financieras españolas significativas continuarán teniendo inspectores ’empotrados’ en sus servicios centrales para investigar su operativa.

El actual modelo se mantendrá tal y como ocurre actualmente con los cuatro grandes bancos españoles (Santander, BBVA, BFA-Bankia y CaixaBank), a pesar de ser una práctica poco habitual en otros países.

Estas inspecciones de supervisión directa (Departamento I), conocidas como ‘on site’, se dividirán en seis grupos: dos de ellos para Banco Santander, dos para BBVA, uno para BFA-Bankia y otro para CaixaBank.

En el Departamento II se encuentran otros seis grupos de inspección que se encargarán de Banco Sabadell, Banco Popular, Kutxabank, NCG Banco, Unicaja/Ceiss y Bankinter e Ibercaja y Liberbank.

La supervisión de estos dos departamentos dependerá directamente del Banco Central Europeo (BCE) y las decisiones serán adoptadas por los responsables del Mecanismo Único, si bien cuando haya que adoptar una resolución será escuchada la opinión del Banco de España “por tener más conocimiento” del sistema financiero nacional.

La supervisión indirecta (Departamento III) tendrá otros seis grupos de inspección, si bien serán asumidos por el Banco de España, como es el caso de las cooperativas de crédito (excluida Grupo Cajamar); el resto de entidades de depósito nacionales; la banca extranjera; empresas financieras y tasadoras; y la Sareb y entidades de pago.

Este grupo de entidades menos significativas está integrado por un total de 81 compañías.

DIVIDENDOS

El Mecanismo Único de Supervisión también deberá velar por que se cumplan las recomendaciones en materia de reparto de dividendos por parte de las entidades financieras.

En el caso de España, el BCE será el encargado de decidir sobre la política de dividendos, si bien para ello contará con la opinión de los reguladores nacionales.

Fuentes del organismo que gobierna Luis Linde explicaron que la entrada en funcionamiento el Mecanismo Único de Supervisión (MUS) hará que se homogeneicen muchas situaciones entre la banca de los distintos países.

“Quien toma la decisión es el supervisor europeo, pero el peso de la opinión del supervisor nacional será decisivo”, explicaron las citadas fuentes.

En este sentido, precisaron que “es complicado que el supervisor europeo vaya en contra del Banco de España en esta materia. Es difícil que el BCE no vaya a tener en cuenta una opinión fundamentada”.

 

SERVIMEDIA