Nacional

El BdE pide "no desviar la atención" ante los desequilibrios persistentes

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, reconoció hoy que la economía española está afrontando la recuperación de una manera firme, si bien pidió “no desviar la atención” ante los desequilibrios que todavía persisten.Durante su intervención en la Comisión Especial para el desarrollo de la Internacionalización en el Senado, Linde recordó que en la segunda mitad de 2013 “comenzó a tomar forma un escenario de recuperación”.

“La confluencia de varios factores positivos, tanto en el plano doméstico como en el internacional, han contribuido a que España empiece a superar la segunda recesión de 2008”, aseveró.

En este sentido, admitió que la gradual mejora en las cifras de crecimiento del PIB vino de la mano de la una “corrección sostenida” de los principales desequilibrios acumulados durante la anterior fase expansiva.

A juicio de Linde, estas actuaciones han contribuido a que España deje de presentar, a juicio de la Comisión Europea, desequilibrios macro excesivos.

“Es éste un resultado positivo que no debe desviar la atención de la necesidad de continuar con la adopción de medidas que profundicen la corrección de los desequilibrios que aún persisten, aunque se estén produciendo progresos apreciables”, incidió Linde.

INTERNACIONALIZACIÓN

Por otro lado, en relación con la internacionalización de la economía española, el gobernador dijo que en los últimos años la apertura al exterior constituye uno de los factores “que más ha impulsado la modernización de la economía española”.

Linde afirmó que la estabilidad del sistema financiero español es clave para tratar de asegurar el proceso de internacionalización de la economía española.

“La mejor política para favorecer la financiación de la expansión internacional de nuestras empresas es garantizar la estabilidad financiera y la solidez del sistema financiero y bancario español”, indicó el gobernador.

Por último, quiso dejar claro que, pese a los avances de los últimos años, la participación de España en algunos mercados es todavía “reducida”, como es el caso del sector energético.

Fuente: Servimedia