Política

El BEI prestará 50 millones al ICO, dentro del plan de Inversiones para Europa

Un acuerdo que ha sido rubricado este jueves por los responsables de ambas instituciones

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) han rubricado un préstamo de 50 millones de euros, que el segundo destinará a la financiación de proyectos de infraestructuras, a través de su fondo de capital: FOND-ICO Infraestructuras.

Un acuerdo que se firmó este jueves en Madrid por el presidente del BEI, Román Escolano y por la presidenta del Instituto crediticio español, Emma Navarro. Con esta operación se financiará y compartirá el riesgo de proyectos de infraestructuras elegibles en las que invierta FOND-ICO.

Un fondo que, por su parte, y con un tamaño objetivo de 250 millones de euros, invierte en proyectos de infraestructura de la Unión Europea, mediante participaciones minoritarias de capital, préstamos participativos y deuda subordinada.

Entre los sectores prioritarios para este, se encuentra: el transporte, la energía y la infraestructura ambiental y social. El rango de inversión tiene un baremo de entre cinco y 40 millones de euros por cada proyecto.

“Excelente colaboración”

Román Escolano destacó, sobre el acuerdo, que “la participación de BEI en este fondo, que se enmarca en la excelente colaboración entre ICO y BEI, constituye un hito ya que se trata de la primera operación con un banco de promoción nacional europeo en el marco del Plan de Inversiones para Europa. La operación contribuirá a acelerar las inversiones en infraestructuras en España y otros países de la Unión”.

Emma Navarro por su parte ha afirmado que “el BEI y el ICO unen sus esfuerzos en este novedoso esquema de financiación que ayudará a las empresas españolas a acometer inversiones en infraestructuras y energía, con un apoyo a la capitalización de los proyectos. La operación es parte del firme compromiso del ICO con el Plan de Inversiones para Europa, y permitirá a nuestro fondo de capital riesgo para infraestructuras convertirse en un importante instrumento de coinversión de ese plan en nuestro país”.

Por otro lado, el acuerdo se enmarca dentro de la colaboración entre el ICO y el Plan de Inversiones para Europa, ya existente, y que revitaliza el mercado de las colaboraciones público-privadas en España y otros países comunitarios de la Unión Europea.

El plan de inversiones por su parte es una iniciativa europea que busca incrementar las inversiones e impulsar el crecimiento económico a largo plazo y que, además, busca movilizar al menos 315.000 millones de euros en inversiones en tres años.

La contribución de España se realiza a través de este instituto, con 1.500 millones de euros. Una ayuda que se anunció en febrero de 2015 y que se dirige a la cofinanciación de proyectos en los que haya algún tipo de interés español.

Fuera de la ayuda económica, el ICO ofrece dilatada experiencia y conocimiento técnico sobre el terreno de las iniciativas que se pongan en marcha, dentro del contexto de este plan.