Sectores

El Brexit deja un panorama “incierto” para la banca

  • El sector coincide en que está preparado para afrontar la incertidumbre.
  • Los expertos apuntan que los bancos tendrán que provisionar entre el 10% y el 15% por la devaluación de la libra

Sorpresa. Esa es la cara que se nos quedaba a muchos al conocer ‘el sí al no’ de Reino Unido a la Unión Europea, inclusive a los banqueros. Una decisión que “marca el inicio de un camino muy complicado y, sobre todo, muy incierto para el Reino Unido”, explican desde Bankia.

Una deriva sobre la que, por el momento, no se pueden prever consecuencias, pero que deja un panorama “incierto” afirman fuentes de BBVA. Ciertamente “el impacto económico es negativo para Reino Unido, pero dependerá de los acuerdos comerciales que se tienen que negociar este periodo y del papel financiero de Londres”.

La entidad que preside Francisco González apenas tiene posición en el mercado británico -1.99 billones de libras, lo que significa un 0,3% del balance-. Así, minimiza tanto el impacto que pueda producirse sobre el resto de Europa que “será mucho menor”, como el que se genere a nivel interno “la diversificación geográfica del Grupo y el modelo de negocio nos permite afrontar la actual situación desde una posición de clara fortaleza relativa, por lo que no será relevante ni en resultados no en capital”. 

No ocurre lo mismo con Banco Santander, en la que el 23% de su beneficio bruto procedió el país que lidera el primer ministro David Cameron -que hará efetiva su dimisión en octubre-. Su presidenta, Ana Botín reafirmaba el “compromiso con nuestros equipos y clientes”, y al igual que su competidora vasca aludía a nuestro modelo de negocio diversificado y centrado en banca comercial nos aporta estabilidad y fortaleza”.  

Otro de los que puede resultar más afectado es Banco Sabadell cuyo presidente, Josep Oliu explicaba mediante comunicado que “el resultado de la consulta no cambia la estrategia de Banco Sabadell en el Reino Unido. El despliegue de la potencia comercial de TSB, el enfoque retail de esta filial y la exitosa ejecución de la migración tecnológica, son las bases de la creación de valor y son independientes del estatus del Reino Unido frente a la Unión”.

Pese a que desde las entidades intentan restar importancia los expertos no son tan optimistas. Miguel Córdoba, profesor de Economía Financiera de la Universidad San Pablo CEU, adelanta que “la devaluación de la libra obligará a realizar provisiones de entre el 10% y el 15%”. Opinión que comparte Kamal Romero, profesor de Macroeconomía en la Universidad Cisneros que añade además que éstas “en el medio plazo oscilarán en función de la exposición al riesgo de las empresas con activos en el banco”, y alerta de los “potenciales cambios en el rating” de las compañías británicas.

Entre los sectores más afectados

Según Norman Villamin, Jefe del Departamento de inversiones de banca privada de UBP (Unión Bancaire Privé) y Patrice Gautry, Economista jefe de la misma entidad, “los sectores más afectados serán el inmobiliario, el bancario, el de la publicidad y el industrial”.

En ese sentido presumen que el Banco de Inglaterra “alivie su política monetaria para evitar una contracción del crédito o cualquier riesgo sistémico”. Para Europa apuntan un “shock manejable”.

En este sentido el Banco Central Europeo (BCE) anunciaba ayer por la mañana que “está preparado para proporcionar liquidez adicional, en caso necesario, en euros y moneda extranjera”. Asimismo destacaba que “el sistema bancario de la zona euro es resistente en términos de capital y liquidez”.

Desde Bankia apuntan a que la entidad que preside Mario Draghi podría anunciar “próximos recortes y anuncie una ampliación del QE”.

Tesis que también se defiende en el caso de España. Desde la AEB (Asociación Española de la Banca) concluyen que el sector bancario español “está bien preparado”.

El proceso de restructuración que ha tenido lugar en los últimos años habría permitido a la banca española a obtener una “sólida posición en términos de solvencia y liquidez”, que permitirán a las entidades de crédito “afrontar las posibles incertidumbres que se deriven del proceso de negociación entre la Unión Europea y Reino Unido.

A nivel mundial, la FeD (Reserva Federal) continuará “en modo de espera”, apuntan tanto en Bankia como en la UBP. Desde esta última Villamín y Gautry, insisten en que todas las intervenciones de los bancos centrales “serán claves para evitar entrar en una espirar negativa”.

Riesgo político

Sea como fuere lo cierto es que el Brexit ha dado alas a la volatilidad y Europa se enfrenta a un periodo en el que preocupan más las consecuencias políticas. Plano en el que “se ha abierto la caja de Pandora”, advierte Córdoba.

Y es que apenas 24 horas después de conocer el resultado los mayores “interrogantes” sobrevuelan sobre Holanda, Francia, Finlandia o Suecia.  Es por ello por lo que el sector bancario el pleno apela a la “responsabilidad” y la “reflexión política”, defendiendo el “compromiso” con una Unión Bancaria que proteja a los depositantes y garantice la solvencia de los ya 27.