Internacional Política

El Brexit dispararía las insolvencias en Reino Unido y la Unión Europea

 Reino Unido podría perder 30.000 millones de libras en los tres años siguientes al Brexit.

SOLUNION, la compañía experta en seguros de crédito, analiza los últimos datos de su accionista Euler Hermes sobre las consecuencias de un posible Brexit, y afirma que una salida de Reino Unido de la Unión Europea sin un Tratado de Libre Comercio (TLC) podría conducir a un aumento del número de insolvencias, tanto en Reino Unido como en varios países europeos.

Incluso en un escenario de salida “suave” (con un nuevo TLC con la Unión Europea tras 2019), el PIB de Reino Unido se vería afectado y perdería 2,8 puntos porcentuales en términos reales. 1.500 empresas adicionales podrían volverse insolventes a lo largo de los próximos tres años, a las que habría que sumar las 20.300 quiebras anuales de media que se prevén actualmente. En caso de salida “brusca”, sin TLC, el impacto sería mucho más severo. El PIB de Reino Unido caería -4,3 puntos en términos reales, y habría una subida del 4,4% en las insolvencias para 2019. 1.700 empresas, además de las ya previstas, caerían en bancarrota.

Ludovic Subran, Economista Jefe de Euler Hermes, explica: “Sin un Tratado de Libre Comercio, esperamos que el Reino Unido entre en recesión en 2019, con importantes caídas del PIB y de la libra que afectarán a las facturaciones y a los márgenes de beneficio de las compañías del país. Incluso en el caso de que se acuerde un TLC con Europa, el aumento de los costes de financiación, las desinversión y el colapso de las exportaciones, darían lugar a un ambiente de negocios complejo.”

Se estima que, si el Brexit se produce, los países más afectados sean Holanda, Irlanda y Bélgica, por sus fuertes exportaciones y sus inversiones cruzadas con Reino Unido. En estos países, las tasas de insolvencia subirían un 2,5%, 2% y 1,5% respectivamente, hasta 2019, sin un nuevo TLC con la Unión Europea. Francia, Alemania, España, Portugal y Estados Unidos también sentirían el impacto. Con un Tratado de Libre Comercio, España podría llegar a perder 1.400 millones de euros en exportaciones de bienes y servicios hasta 2019; mientras que la salida “brusca” de Reino Unido de la Unión Europea, podría incrementar esas pérdidas hasta los 1.900 millones, con un aumento de las insolvencias que podría alcanzar el 1,0%.

La depreciación de la libra y la ralentización del crecimiento del PIB derivados del Brexit, amenazarían las importaciones a Reino Unido provenientes de los países de la zona euro. Como resultado, las pérdidas de exportaciones de bienes y servicios acumuladas entre 2017 y 2019 para el Mercado Único, podrían alcanzar los 23.500 millones de libras en caso de que no se pacte un TLC con Reino Unido. Se espera que el mercado exportador de Alemania se vea duramente afectado, y que pierda un total de 6.800 millones de libras solo en bienes durante el periodo, con 2.000 millones de pérdidas para los fabricantes de automóviles. Incluso con un nuevo TLC, las pérdidas en bienes y servicios alcanzarían los 17.400 millones.

Las pérdidas en exportaciones para el Reino Unido podrían llegar a 30.000 millones de libras en 2019, o el 8% del total de las exportaciones de bienes, si no se llega a un nuevo acuerdo. Una brecha que, incluso con la ayuda del comercio de los países de la Commonwealth, podría tardar al menos 10 años en cerrarse.