Opinión

El Brexit y sus consecuencias

LodaresVisto el Brexit con ojos españoles a nosotros si el mismo se produjera  nos podría dañar por ejemplo por la devaluación de la Libra, porque iban venir menos turistas porque se iba a desplomar la Renta Variable y por tanto nuestras compañías que están actuando allí.

Habría un flujo de capitales hacia lo que es la Renta Fija, deudas soberanas, refugio en el yen, en el oro, desde luego en el bono alemán… No es una buena noticia si se produjera porque además puede abrir de nuevo especulaciones sobre una posible ruptura del euro y eso a quien más puede afectar es a Italia, a España, a Portugal y por descontado a los británicos.

Desde luego para nosotros todo lo que sea una alteración de la dinámica dentro de la Unión sería malo y sobre todo se marcaría un precedente: el que sienta un país que se desgaja que a su vez puede hacer pensar que con el euro puede pasar también mañana mismo.

Dicho lo cual, El Reino Unido nunca fue muy favorable ( la población, la sociedad, incluso los políticos) a esto de la Unión Europea, incluso en términos económicos. Ellos decían: oiga, para que me venga otro a poner la moneda aquí, a decir cuanto gasto, cómo lo gasto, qué tengo que gastar, que me vengan unos funcionarios centralizados en otro sitio y que me mangoneen a mí las políticas de todo tipo que tengo que hacer… todo eso no les gustaba.

Incluso su presencia en este sentido creo que es una pérdida también importante para Europa. Porque también supone una cierta reflexión, un cierto freno, una cierta capacidad de pensar un poco si realmente esto de que las cosas que los Estados no pueden hacer, o no hacen bien, o que después de gastar mucho dinero si lo hace Bruselas va a ser mejor, tampoco tengo yo muy claro que esto vaya a ser así.

Me refiero por ejemplo a todos estos planes que se han hecho después de las expansiones de gasto público en general en todos los países europeos tras la crisis del 2007-2008. Ahora dicen: como no ha funcionado y después de todo lo del Banco Central pues que se haga un Plan Juncker para gastar.

Pues yo no tengo muy claro si eso va a funcionar así.  En el año 90-91 los británicos se adhirieron al sistema del mecanismo de cambios europeo. Al sistema que fue previo al euro. Lo que pasa es que los sucesos del 92-93 que quebraron aquel mecanismo con las devaluaciones, con la Lira Italiana que se fue a hacer gárgaras, con el Banco Central Francés perdiendo Reservas por todos los sitios…  les hizo reflexionar y quedarse quietos. Se quedaron con la Libra y así tenían una cierta autonomía para hacer sus cosas.

Somos las personas las que resolvemos nuestros propios problemas

Entonces en este marco nos encontramos con que toda crisis brutal ( en el 29 pasó lo mismo) hace reflexionar en términos generales a las sociedades y retornar a soluciones cálidas, a soluciones de tribu, a soluciones autoritarias, a soluciones en las que otros resuelven los problemas de las personas, cosa que nunca es verdad.

Somos las personas las que resolvemos nuestros propios problemas. Y eso ha generado una serie de populismos en todo el mundo ¿Y qué pasa? Que nos hemos encontrado con esta crisis de los países que están en guerra en la zona norte de África y demás y con la crisis de los refugiados y de gente que está migrando de unos sitios a otros. Y se está produciendo un retorno al nacionalismo más rancio, puro, más antimercado y antilibertad. Esto lo incluyo en la historia que vengo contando. Hay una cierta tradición dentro del Reino Unido que les está llevando de nuevo a esto. Al final esto es malo en términos económicos y muy perjudicial para Inglaterra.

Supongamos que Inglaterra amplía la libertad de circulación una vez sale. No tendría mayores problemas y absorbería mejor el shock de esa salida. Pero no esperemos que eso pasara en esa situación. Precisamente la salida proviene de esos ámbitos nacionalistas. El Brexit refleja un sentimiento opuesto a esa libertad. No quieren que vaya el fontanero a trabajar en aquel país y según estos movimientos qué narices es eso de que las enfermeras o enfermeros vayan de España o de otro país.

El que tiene una relación más directa con EEUU es Gran Bretaña. Sería un paso atrás en esta colaboración

Ese rechazo es lo que está sobre la mesa.  Y aunque esto que voy a comentar  pueda parecer que no es un aspecto económico en realidad sí lo es, porque es fundamental para el desarrollo de la economía, para la extensión de un mercado sobre las bases libres, seguras y abiertas que tenemos o pretendemos tener en Europa.

La salida de Gran Bretaña de Europa supone varias cosas: – Gran Bretaña tiene el ejército mejor y más profesional quitando el de EEUU. En Europa el más importante.  – Y tiene también uno de los mejores sistemas de Inteligencia. En un ámbito como en el que estamos ahora en el que esto es importante -yo no digo que vaya a desaparecer ese tipo de colaboración- esas cosas quedan perjudicadas. La confianza que ponen ambas partes se ve dañada. Además el que tiene una relación más directa con EEUU es Gran Bretaña. Sería un paso atrás en esta colaboración. EEUU podría ponerse a mirar más para el Pacífico.

Ya sé que esto a un discurso progre le hace frotarse las manos, pero no. Es muy malo y no es nada positivo para los intereses de las personas.  Dicho esto, el gran coste de un posible Brexit sería para la economía británica. De momento todos los acuerdos comerciales tenderían a quedar en suspenso porque los acuerdos comerciales que tiene firmados Reino Unido dentro de la Organización Mundial del Comercio los tiene firmados como parte de una Unión Aduanera que es la Unión Europea. Entonces tendría que renegociar todos esos acuerdos en un vis a vis dentro de la Unión Europea.  En lo que respecta a las líneas aéreas todas las concesiones administrativas, licencias de aterrizaje para sus slot… tendrían que renegociarlas también porque forman parte de ese espacio europeo.

En lo que se refiere al coste un 10% de devaluación de la Libra no se lo quita nadie. Iríamos a una Libra muy devaluada. Por tanto creo que si se produjera el Brexit (cosa que no deseo) el gran daño sería para los británicos.

Álvaro Lodares (Economista)