Sectores

El I Certamen Internacional de arquitectura Dom3 Prize premiará la vivienda de alta gama

El sector de la arquitectura tiene una fecha que apuntar en la agenda: 27 de junio. Ese será el día en el que conoceremos al ganador de la I edición del certamen internacional de Arquitectura Dom3 Prize. Se trata de un galardón cuyo objetivo es que arquitectos de cualquier nacionalidad puedan participar en la creación de un proyecto singular que destaque a la vivienda de alta gama como máxima expresión de diseño, calidad y ubicación. Esto significa que el proyecto debe unificar arquitectura, paisajismo e interiorismo en una sola creación.

El certamen, que se desarrollará durante los próximos tres meses, ha sido presentado este jueves en un acto que ha contado con la participación de la presidenta de la Asociación DOM3, Sofía Polo, el consejero delegado de La Zagaleta, José Pérez Díaz, y de tres de los miembros del jurado, Teresa Sapey, Salvador Moreno Peralta y Fernando Caruncho.

El reconocimiento para el arquitecto ganador será de cuarenta mil euros y la ejecución posterior del proyecto elegido en el considerado como el escaparate inmobiliario más selecto de Europa: la urbanización La Zagaleta, en Benahavís, Málaga.

Durante el acto de presentación, los miembros del jurado asistentes han intervenido para dar su visión sobre el panorama actual en el que se encuentra el paisajismo y la arquitectura en el contexto internacional. El arquitecto Salvador Moreno Peralta ha destacado cómo “Marbella es una de las pocas ciudades que ha sobrevivido a ese urbanismo salvaje que ha destrozado muchos lugares. Por eso, para que siga manteniendo su belleza y su espíritu, es necesario que se construya calidad, porque la calidad llama a la calidad.”

Por su parte, el paisajista Fernando Caruncho ha afirmado que “la alta gama no significa desarrollar un tamaño mayor o menor; alta gama es refinamiento, huir de lo ostentoso.” Para Caruncho, “la arquitectura de cada ciudad ha terminado por parecerse, y al final lo que marca la memoria de las personas, lo que identifica la identidad de un lugar, es el paisaje. Todo el conjunto arquitectónico debe estar unido al paisaje.

Teresa Sapey ha explicado que “actualmente se está viviendo un momento histórico sobre el cambio de mentalidad de lo que es el lujo como concepto alejado de la ostentación. El lujo puede estar en un detalle simple e inesperado”, a lo que Salvador Moreno Peralta ha añadido “el lujo es la discreción. Si el ser humano interviene en el paisaje, con discreción, todo mejora”.