Empresas

El cierre de la primera central de gas en España se salda sin despidos

El Ministerio de Industria aprueba el primer cierre y desmantelamiento de una central eléctrica de gas en España. Se trata del grupo 3 del ciclo combinado de Castellón, la instalación de mayor tamaño que posee Iberdrola en el país con una potencia de 1.647 megavatios, fue inaugurada en el año 2002 por 300 millones de euros. En este grupo trabajan 53 personas que serán recolocadas en el grupo hermano de la misma instalación.

De esta manera, se da luz verde al cierre solicitado por la eléctrica el pasado mes de noviembre, en el que argumentaba que la instalación era imposible en términos económicos tras desplomarse su producción un 70 por ciento en los últimos tres años. La resolución llega tras recibir el aval técnico sin condiciones a la clausura por parte de Red Eléctrica, el operador del sistema encargado de casar la oferta de las centrales con la demanda de los consumidores.

Se convierte en la primera vez que Industria acepta el cierre sin condiciones de una instalación de gas, ya que antes había rechazado a Iberdrola la clausura parcial de su centras de Arcos de la Frontera, y había fijado requisitos técnicos a la petición de Endesa para cerrar el ciclo combinado de Huelva.

El desmantelamiento parcial del ciclo de Castellón marcó un hito en el sobredimensionado sistema eléctrico, donde hasta ahora se han clausurado centrales de fuel o carbón. Iberdrola no puede llevar a cabo el cierre hasta que la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) apruebe el proceso.

Odina Sanz Barnola