Política Sectores

El Código de Buenas Prácticas mejorará la cadena alimentaria y beneficiará a los operadores

Los miembros del Observatorio de la Cadena Alimentaria han destacado que el Código de Buenas Prácticas supondrá un apoyo en el objetivo de mejorar el funcionamiento de la cadena de valor, lo cual redundará en el beneficio de cada uno de los operadores. Lo han dicho en la reunión extraordinaria del Pleno del Observatorio de la Cadena Alimentaria que se ha celebrado hoy.

En él se contemplan la totalidad de los puntos que suelen resultar conflictivos en las relaciones entre los operadores, marcando un antes y un después. Además, establece los principios sobre los que han de fundamentarse las relaciones comerciales y las prácticas mercantiles que fomentan relaciones justas, equilibradas y leales entre los operadores de la cadena alimentaria.

Recoge una serie de compromisos y prácticas comerciales, entre los que se establecen la claridad y concreción de los contratos y acuerdos comerciales y las prácticas que promuevan su cumplimiento, la lealtad en el intercambio de información, las actitudes equitativas en la transferencia del riesgo y de responsabilidades y la no imposición de condiciones o exigencias injustificadas en sus contratos.

De esta forma, los operadores se comprometen a asumir una serie de prácticas en relación a aspectos clave como la negociación comercial, los contratos, el impulso de la mediación como método de resolución de las discrepancias, la gestión de categorías y la innovación.

Este Código es fruto del consenso entre las diferentes asociaciones de producción, industria y distribución y con él se cumplen las medidas para mejorar su funcionamiento, haciendo posible que las relaciones entre los operadores se lleven a cabo en el marco de unas relaciones justas y equilibradas.

Yasmina Pena