Sectores

El Congreso rechaza prohibir la técnica del 'fracking'

El Congreso de los Diputados ha rechazado una proposición de ley del Grupo Parlamentario de la Izquierda Plural para prohibir la técnica de la fractura hidráulica, más conocida como ‘fracking’. La toma en consideración de dicha proposición de ley fue rechazada por los diputados del PP, y contó con la abstención de PNV, UPyD y CiU, por lo que finalmente fue rechazada con 128 votos a favor; 175 en contra y 24 abstenciones.

El diputado del Grupo Popular, Marioi Francisco José flores, defendió que la idea inicial de las prospecciones es identificar la existencia de “potenciales reservas” que podrían llegar a permitir bajadas “como en Estados Unidos, que tiene un precio un 70% inferior al resto de Europa”. De esta forma, abogó por analizar “todos los recursos energéticos con los que podríamos contar”, incluido el gas no convencional, eso sí, “con todas las cautelas y garantías”, ya que, “si los informes son negativos se parará la perforación”, aseveró Flores aludiendo a las declaraciones del Ministro de Industria, José Manuel Soria.

En cualquier caso, recordó que el ‘fracking’ “no se ha inventado hoy” sino que “desde 1940 están en ello” y que en la actualidad no hay un gasto “tan desorbitado” en agua. “Sería ideal que solo con renovables pudiéramos cubrir todas nuestras necesidades”, indicó Flores, que sin embargo lamentó que se primaron en el pasado “desmesuradamente y sin control” tecnologías no maduras, facilitando el “gran negocio” a las empresas chinas.

Por su parte, el diputado del Grupo Socialista, Luis Tudanca, mostró su rechazo a la técnica ya al ser “inasumible” el “riesgo” para el medioambiente y la salud, con unos “posibles” beneficios económicos que “no merecen la pena”. Tudanca advirtió de los “importantes interrogantes” que supone la fracturación hidráulica sobre la salud de las personas y el medioambiente, pudiendo conllevar incluso “riesgos sísmicos”.

SUSTANCIAS “CANCERÍGENAS”

La diputada del Grupo Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA, CHA), defendió la prohibición de la fractura hidráulica argumentando que el consumo total de un pozo de ‘fracking’ puede oscilar entre los 7 y los 20 millones de litros de agua, frente a los 75.000 a 300.000 litros de agua para un pozo convencional. Ortiz advirtió de que entre los aditivos químicos utilizados se encuentran benceno o cianuro, hasta llegar a unas 500 sustancias químicas, de las que muchas son “cancerígenas, mutágenos y con otras propiedades altamente preocupantes”.

De su lado, desde el Grupo EAJ-PNV, el diputado Pedro María Azpiazu respaldó el uso del ‘fracking’ con “precauciones” y sin correr “el más mínimo riesgo” para el medioambiente y la salud de las personas. En este sentido, Azpiazu recordó que en Euskadi hay 17 permisos para realizar estudios en relación al ‘fracking’, por lo que abogó por conocer los recursos existentes, si bien la formación se abstendrá respecto a la proposición de ley.

Desde una postura más crítica se pronunció el diputado del Grupo Mixto, Xabier Mikel Errekondo, que rechazó el ‘fracking’ e insistió en que “sobre nuestras tierras decidimos nosotros, las personas que vivimos en Euskal Herria”, a la vez que criticó que el Gobierno “no escucha a nadie”.

 (Fuente: Servimedia)