El Consejo de DIA aprueba negociar la OPA de Fridman a pesar de la «incertidumbre»

El consejo de administración de DIA subrayó hoy la «incertidumbre» que supone la oferta de adquisición de acciones (opa) formulada por su principal accionista, el magnate ruso Mikhail Fridman, sobre el 70,9% que no controla de la cadena de distribución y alimentación, pero se muestra dispuesto a dialogar para resolver los aspectos dudosos.

La propuesta tal y como está estructurada, condicionada restaurar el patrimonio neto de DIA con la ejecución previa de una ampliación de capital por valor de 500 millones de euros, «no ofrece certeza sobre su ejecución efectiva ni sobre el momento de su implementación, ni tiene en cuenta las obligaciones de la sociedad frente a sus acreedores ni sus vencimientos de deuda a corto plazo», según detalla la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El hecho relevante, emitido esta noche para recoger el primer análisis de su máximo órgano de administración sobre la opa, subraya que la propia sociedad del magnate ruso que formula la oferta (LetterOne) reconoce que está sujeta a alcanzar un acuerdo con los acreedores de DIA que le resulte satisfactorio «lo que introduce una incertidumbre adicional».

Aún así el consejo de administración se declara «dispuesto a explorar con el oferente la posibilidad de adaptar los términos de la oferta para resolver estos aspectos» y anuncia que dará su opinión sobre la misma cuando la opa sea autorizada y se publique el folleto explicativo como exige la ley.

En su nota reivindica, sin embargo, que el mismo anuncio de la opa «pone de manifiesto el atractivo del negocio» de DIA y «constata la alineación del plan de transformación basado en seis pilares del oferente para la Sociedad con el plan estratégico de DIA», fruto del trabajo conjunto llevado a cabo por el equipo directivo del Grupo y el consejo de administración durante el año 2018.

DIA desvela también que sus principales acreedores sindicatos (la banca) le ha comunicado hoy su respaldo a prorogar la fecha de vencimiento de sus líneas de financiación sindicadas hasta marzo de 2023.

El acuerdo de refinanciación firmado en diciembre pasado daba tiempo hasta finales del próximo mes de mayo, presionando a la compañía y su cotización a buscar soluciones urgentes.

Dicho compromiso de extensión del plazo se encuentra condicionado a ciertos compromisos y actuaciones, incluyendo el desembolso de un aumento de capital con derechos de suscripción preferente por un importe de 600 millones de euros.

La prórroga está sujeta además a la obligación de amortización anticipada de hasta 100 millones de euros con cargo al producto de la venta de los activos no estratégicos Clarel y Max Descuento a fin de situar al grupo en una «sólida posición financiera» para ejecutar su plan estratégico, detalla la compañía.

LetterOne, la sociedad de Fridman, ha ofertado 0,67 euros por acción y condicionado también a varias operaciones como ejecutar la millonaria ampliación de capital indicada.

Su cotización cerró hoy un 9% por encima del precio indicado para la opa y alcanzó los 0,73 euros.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies