Economía Nacional Noticias

El Consejo General de Economistas prevé que el PIB crezca un 2,6% en 2018 y se modere al 2,4% en 2019

El Consejo General de Economistas prevé que el PIB español crezca un 2,6% este año y se modere al 2,4% en 2019, de manera que mantiene sus previsiones anteriores.

 

Según el ‘Observatorio Financiero’ elaborado por el organismo para el mes de julio, los economistas señalaron que, aunque el consumo “parece haberse ralentizado” entre abril y junio, el “buen dato” de la cifra de paro, la subida de las pensiones, los incrementos salariales, la firma de los convenios, “nos hacen prever que el consumo seguirá tirando de nuestra economía, y mantenemos nuestra previsión de crecimiento del 2,5% a final de año”.

Sin embargo, los economistas señalaron que les “preocupa” la relajación de los objetivos de déficit público y la deuda “incontrolada”. “Cuando cambie la política expansionista del Banco Central Europeo (BCE), y deje de comprar activos y suban los intereses, el crecimiento se podría resentir, así como sería complicado el desendeudamiento, a lo que se sumaría el problema irresuelto de las pensiones”, según el Consejo General de Economistas.

Además, apuntan que las medidas expansivas incluidas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), como el aumento del gasto para las pensiones y para los funcionarios, apuestan por mantener el consumo, aunque la inflación y la subida del petróleo empujen en otra dirección.

En cuanto al empleo, mantienen sus previsiones de una tasa de paro del entorno del 15% este año, ya que la contratación estival está prácticamente recogida en los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), y del 14% en 2019.

Los economistas llaman la atención sobre la mayoría de los puestos de trabajo creados, que son temporales y de carácter parcial, y el 80% de los puestos de trabajo creados corresponden al sector servicios.

En lo que respecta a la inflación, el Consejo General de Economistas prevé que el IPC sea del 1,8% este año, una décima superior a la anterior estimación, y mantiene la previsión del 1,9% para 2019. Los economistas explican que el repunte para este ejercicio se debe a la evolución del precio del petróleo y el entorno mundial de posibles restricciones arancelarías.

Por su parte, la evolución de las exportaciones –que sigue una tendencia decreciente ya apreciada en meses anteriores- muestra un retroceso del sector exterior que “tendremos que analizar en los próximos meses para conocer las causas”.

Además, el aumento que viene produciéndose en la construcción de viviendas incide “positivamente” en el empleo y en el consumo. Los economistas constatan que la inversión se “resiente”, aunque está aumentando precisamente la relacionada con la construcción.