Sectores

El consumo de alcohol está presente en el 90% de los casos de policonsumo

El consumo de alcohol está presente en el 90% de los casos de policonsumo (dos o más sustancias). Además, el alcoholismo provoca más perjuicios a las personas y su entorno que cualquier otra droga ilegal.

Así lo puso de manifiesto Socidrogalcohol durante la presentación este jueves de la tercera edición de la ‘Guía Clínica de Alcoholismo’, en la que se indica que el policonsumo se está erigiendo en una clara tendencia en España.

Según el doctor César Pereiro, jefe de sección del Área de Psiquiatría de la Unidad Asistencial de Drogodependencias de A Coruña y miembro de Socidrogalcohol, “desde el punto de vista médico el policonsumo añade complejidad al tratamiento y empeora el pronóstico”.

Este experto comentó que es especialmente negativo “el papel que el alcohol puede desempeñar como facilitador del uso de otras drogas y concretamente de drogas como la cocaína”.

TOXICIDAD Y MORTALIDAD

El doctor Pereiro señaló también que “el consumo conjunto de cocaína y alcohol determina la presencia de productos de metabolización, como el cocaetileno, que agravan la toxicidad de las dos sustancias consumidas por separado, con mayores consecuencias negativas a nivel cardíaco o hepático”.

Por otra parte, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 1,6% de la mortalidad y el 6,7% de los años de vida ajustados por discapacidad están producidos por el consumo de alcohol, sin olvidar que en España, el alcohol es el segundo factor de riesgo de morbi-mortalidad, sólo superado por el tabaco.

Además, según explicó el doctor Francisco Pascual, coordinador de la Unidad de Conductas Adictivas de Alcoi (Alicante), “las principales enfermedades orgánicas que provoca o contribuye a desarrollar el alcohol son las hepatopatías (esteatosis, hepatitis y cirrosis), las pancreatitis, las neuropatías, las discrasias sanguíneas, otras enfermedades digestivas, la aparición de impotencia sexual y la correlación de algunos cánceres, como el de mama en mujeres, el carcinoma hepático y pancreático y el de laringe cuando hay un uso concomitante de tabaco”.

Asimismo, este experto comentó que al menos un 44% de los pacientes admitidos a tratamiento por un consumo excesivo de alcohol padecen como mínimo otro trastorno mental. Además, al menos un 34% de los pacientes con algún trastorno mental tiene problemas derivados del consumo excesivo de alcohol.

FACTORES DE RIESGO

En cuanto a los diversos elementos que pueden influir en las opciones de tener problemas con el alcohol, el doctor Josep Guardia Serecigni, miembro de la Unidad de Conductas Adictivas del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, aseguró que el factor genético es uno de los diversos factores de vulnerabilidad que hay que tener en consideración de cara a conocer la exposición de las personas a sufrir alcoholismo, pero siempre resulta difícil separarlo de otros, como los ambientales, que suelen afectar a la misma persona y que son también relevantes.

“Todos los factores ambientales adversos, sufridos en las primeras etapas de la vida, son tan o más relevantes que el factor genético, y, además, se suman a dicho factor genético para determinar la intensidad o el grado de vulnerabilidad hacia el alcoholismo”, agregó el doctor Guardia Serecigni.

Fuente: Servimedia