Curiosidades {DF}

El consumo de drogas apaga las estrellas de Hollywood

La noticia de la muerte del actor Philip Seymour Hoffman, a causa del consumo de heroína, ha generado multitud de comentarios y rumores los últimos días. Lo cierto es que, lo más alarmante, es que vuelve a “estar de moda”, el uso de esta potente sustancia, derivada de la morfina, que causa adicción desde su primera ingesta.

Su mayor apogeo fue en la década de los 70, cuando además de las muertes que provocaba la propia droga, causó miles de infecciones de SIDA, debido al uso compartido de las jeringas. Más tarde la heroína cedería el paso a la cocaína, cuyo consumo aumentó de forma drástica a partir de los ochenta.

Sin embargo, después de un drástico descenso de la adicción a la heroína, las autoridades de Nueva York registraron escalofriantes datos como que el consumo había aumentado en un 84% entre 2010 y 2012. El bajo precio de esta droga tiene parte de culpa.

Otra muerte de un actor de Hollywood que causó muchísimo revuelo fue la del joven Heath Ledger. Con tan solo 28 años, falleció a causa de una sobredosis accidental de medicamentos recetados. No obstante, hay quien señala que también consumía heroína, y que el propio Hoffman le intentó convencer para que superase su adicción. Hoffman sabía de lo que hablaba; según admitió el actor, de joven consumió todo tipo de sustancias. Hace unos meses, tuvo que retomar la rehabilitación después de llevar más de 23 años limpio. Comenzó de forma gradual con pastillas hasta llegar a la heroína.

Desgraciadamente, la lista no termina aquí. Ya son muchos los actores y artistas que han visto su vida truncada a causa de las drogas. Desde Marilyn Monroe y Judy Garland, que no llegaron a cumplir los 50, a los jovencísimos River Phoenix o Brad Renfro, que apenas había superado la veintena cuando murieron.