Sectores

El consumo de energía se hunde

El consumo de electricidad en los dos primeros meses del año se situó en los 42.325 millones de kilovatios por hora (kWh), un 1,8% menos que en el mismo período de 2013, según datos de la patronal de la industria eléctrica, Unesa.

El mercado peninsular de energía eléctrica cubierto con energía generada en el régimen ordinario fue de 22.600 millones de kWh en el citado periodo, lo que supone un descenso del 4% respecto a los dos primeros meses del pasado ejercicio.Dicha energía representa el 53,4% de la demanda total peninsular del periodo, mientras que el 46,6% restante fue cubierto por la energía generada por los productores en régimen específico (energías renovables y cogeneración) y el saldo de los intercambios internacionales de energía eléctrica.

En lo que va de año, la electricidad aportada por los productores en régimen específico ha descendido un 1,9% con respecto al mismo período del año anterior y supone el 48,1% de la demanda total peninsular.Entre el 1 de enero y el 28 de febrero de este año, la producción bruta en el régimen ordinario se situó en 25.009 millones de kWh, lo que representa un descenso del 3%.

Por tipos de centrales, la producción mediante carbón, fuelóleo y gas natural descendió un 43,3%, mientras que la nuclear creció un 2,6% y la de origen hidroeléctrico aumentó un 57,9%.

El gasto energético de las familias se recortaría en 5.500 millones al año, según Gas Natural Fenosa

Los hogares españoles podrían llegar a reducir un 23,2% su factura energética con pequeños cambios en usos y costumbres y con la mejora de equipamiento, por lo que en conjunto las familias españolas podrían ahorrar en torno a 5.500 millones de euros al año, según Gas Natural Fenosa.

Así se constata en la novena edición del Índice de Eficiencia Energética, publicado este martes por Gas Natural Fenosa, que señala que la energía susceptible de ser ahorrada, 47.500 gigavatios/hora (GWh), es el doble del consumo anual de un país como Irlanda.

El estudio indica que un mejor uso de la energía podría evitar la emisión a la atmósfera de 10,5 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2).

Asimismo, el índice refleja que los hogares españoles tienen un mayor potencial de ahorro energético en equipamiento (32,5%) e iluminación (31,7%), mientras que los porcentajes son inferiores en calefacción (21,6%), aire acondicionado (18,3%) y agua caliente sanitaria (12,7%).

Además, se constata un retroceso del Índice Global de Eficiencia, que evalúa el equipamiento, que cae hasta los 6,45 puntos, aunque aumenta hasta el 64% el porcentaje de usuarios que considera que el ahorro de energía es más importante que antes de la crisis, frente a los que muestran su preocupación por el medio ambiente (79%).

HÁBITOS Y CCAA

Entre los hábitos que han empeorado durante el último año, destacan el número de hogares que optimizan su consumo utilizando los electrodomésticos a diferentes horas (-11%), los hogares que fijan el termostato del aire condicionado a 24ºC o más (-7,1%), o las viviendas que apagan todos los equipos del hogar antes de salir o irse a dormir (-6,5%).

Por su parte, los aspectos que han mejorado son la utilización del programa de media carga del lavavajillas de manera eficiente (5,1%) y el número de hogares con salidas interiores de aire cerca del techo y sobre la ventana (8,6%).

Por comunidades autónomas, 13 de las 17 regiones registran un retroceso, siendo los hogares de Murcia los más eficientes, con una puntuación de 6,61 puntos, seguidos por Cataluña y Baleares, con 6,6 puntos, mientras que Islas Canarias es la comunidad autónoma con el índice más bajo, con un total de 5,95 puntos.

Fuente: Servimedia