Empresas Sectores

El consumo de tabaco en la UE se reduce dos puntos desde 2012

Entre los jóvenes de 15 y 24 años el descenso es de cuatro puntos porcentuales

El consumo de tabaco en la Unión Europea se redujo dos puntos porcentuales desde 2012, pasando del 28 al 26 por ciento, según ha dado a conocer este viernes un Eurobarómetro de la Comisión Europea, con motivo de la celebración del Día Mundial Sin Tabaco el próximo 31 de mayo.

La categoría de edad que experimentó el mayor descenso fue la de los jóvenes de 15 a 24 años, con cuatro puntos menos, por lo que la tasa se sitúa en el 25 por ciento, pese a que se sigue empezando a fumar a los 17,6 años de media.

“Las cifras indican que la lucha contra el tabaquismo no está ganada, especialmente entre los jóvenes. Es inaceptable que se siga atrayendo a los europeos a fumar cuando son adolescentes. Un objetivo central de la Directiva sobre los productos del tabaco es conseguir que estos productos peligrosos no resulten indebidamente atractivos para los jóvenes”, ha asegurado Vytenis Andriukaitis, el Comisario Europeo de Salud y Seguridad Alimentaria.

No obstante, existen diferencias notables en el consumo de tabaco, registrándose las tasas más bajas en Suecia (11 por ciento) y Finlandia (19 por ciento) y las más altas en Grecia (38 por ciento) y Bulgaria (35 por ciento).

En este sentido, un 59 por ciento de los europeos ha intentado dejar de fumar en alguna ocasión, y, de ellos, un 19 por ciento lo ha hecho en los últimos 12 meses.

Cigarrillo electrónico

El Eurobarómetro también revela datos interesantes sobre el cigarrillo electrónico. Y es que un 12 por ciento de fumadores lo ha probado, aunque solo un dos por ciento lo está usando. Estas cifras han aumentado considerablemente desde 2012 (siete  por ciento y uno por ciento, respectivamente). La proporción de europeos más jóvenes que han intentado utilizar el cigarrillo electrónico es más elevada (el 13 por ciento de personas de entre 15 y 24 años, en comparación con el tres por ciento de 55 años o más).

Aunque los europeos suelen empezar a utilizar el cigarrillo electrónico para dejar de fumar o reducir su consumo (67  por ciento), apenas el 21 por ciento de los fumadores consiguió esta reducción y solo el 14 por ciento fue capaz de dejar de fumar.

Asun Infante