Empresas

El Corte Inglés recorta su beneficio un 32,3% en 2014 y eleva un 14,5% su Ebitda

El Corte Inglés cerró su último año fiscal, entre marzo de 2014 y febrero de 2015, con un beneficio neto de 118,08 millones de euros, un 32,3% menos que el registrado en el ejercicio anterior por la ausencia de extraordinarios y por un incremento de los gastos financieros, según ha informado la compañía.

En concreto, la empresa ha recordado que en el ejercicio anterior se incluían las plusvalías resultantes de la venta del 51% de Financiera El Corte Inglés, a lo que hay que unir en este año los costes de la reordenación financiera realizada en estos últimos doce meses.

Sin embargo, el gigante de la distribución regresó a la tendencia positiva tras firmar caídas desde 2008 al cerrar el ejercicio 2014 con unas ventas de 14.592,03 millones de euros, un 2,6% más que el año anterior que se sitúa por encima de los porcentajes del comercio minorista.

“Esperamos que la mejora del clima económico general ayude a mantener este cambio de tendencia tan positivo. Nuestra tarea es recuperar los niveles de rentabilidad y resultados anteriores en un mercado cada día más complejo y avanzar en el objetivo de la expansión internacional”, ha asegurado el presidente de la compañía, Dimas Gimeno, en el discurso ante la junta de accionistas.

La junta aprobó este domingo en Madrid el informe de gestión y resultados, en el que se aprecia que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 14,5%, hasta los 826,39 millones de euros.

Además, en este periodo el grupo ha mantenido el empleo, con una plantilla de 91.437 trabajadores (el 92% con contratos indefinidos), unos 1.863 menos que el año pasado, en su mayor parte debido a la desconsolidación de algunas empresas como la Financiera de El Corte Inglés, según informaron fuentes de la compañía.

Por otro lado, el gigante de grandes almacenes realizó durante este ejercicio una inversión de 448 millones de euros, un 10,8% más, frente a los 404 millones de euros del ejercicio anterior. Una inversión destinada, principalmente, a proyectos, reformas y acondicionamientos de centros comerciales con el objetivo de mantener los niveles de calidad y servicio que caracterizan al grupo, así como a mejoras tecnológicas e instalaciones.

Líneas de negocio

Por líneas de negocio, El Corte Inglés Grandes Almacenes, Hipercor y Viajes El Corte Inglés se mantienen como las áreas que aportan más al beneficio consolidado del grupo, representando el 87% de la actividad actual.

El formato de gran almacén, como cabecera del grupo, redujo su beneficio un 32,2%, hasta los 186,29 millones de euros, debido a los extraordinarios de 2013, mientras que sus ventas se elevaron un 3,6%, hasta los 8.768,19 millones de euros, mientras que Hipercor, que sigue inmerso en una profunda reorganización, cerró con un beneficio de 5,28 millones, un 27,5% menos, y una facturación de 1.570 millones de euros, lo que supone un descenso del 8,5% frente al ejercicio anterior.

La compañía ha explicado en la evolución de la cifra de ventas de la cadena se debe fundamentalmente a los ajustes de superficie que se han realizado en el último año con la reorganización de formatos, secciones y departamentos, mientras que ha reiterado que en el área de alimentación y gran consumo “se ha reforzado la política de máxima competitividad con la revisión permanente de precios tanto de frescos como de ultramarinos, droguería y perfumería, lo que ha dado buenos resultados al igual que en el resto del grupo”.

Por su parte, Viajes El Corte Inglés mantuvo una posición firme con un incremento del beneficio del 7,7%, hasta los 37,42 millones de euros, mientras que sus ventas ascendieron un 4,5%, hasta 2.350,12 millones de euros.

Sfera mantiene la senda positiva

Respecto a las tiendas de proximidad, Supercor, concluyó durante este ejercicio la fusión operativa y mercantil de las sociedades Supercor y Opencor, lo que ha supuesto la integración de equipos. La compañía ha subrayado que la fusión ha “generado costes puntuales, si bien conllevarán una mejora del negocio“.

En este sentido, los supermercados mantienen la estrategia de revisión continua de precios, alcanzando una cifra de negocio de 591,04 millones de euros, un 4% menos.

Por su parte, Bricor cerró el ejercicio con una aportación a la cifra de negocio consolidada de 90,7 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14% y una mejora de su resultado, aunque se mantuvo en pérdidas de 10,1 millones de euros.

La enseña de moda Sfera elevó un 10% su beneficio, hasta los 24,35 millones de euros, mientras que la cifra de negocio se situó en los 205,14 millones de euros, un 25% más. La empresa ha recalcado que el crecimiento tanto en ventas como en resultados se ha conseguido “gracias a su propuesta comercial con colecciones muy actuales, atractivas y potenciando las áreas de mayor demanda”.

Otras áreas de negocio que aportaron beneficios fueron la del grupo de seguros (44,42 millones de euros), la óptica (5,53 millones de euros), y la informática (24,18 millones de euros).

 

Por otra parte, durante este ejercicio El Corte Inglés ha completado con éxito sus dos primeras emisiones de bonos senior por un importe conjunto de 600 millones de euros, que tienen como objetivo la diversificación de las fuentes de financiación de la compañía.

Los 1.000 millones a amortizar deuda

Dimas Gimeno, además, durante la junta ha hecho referencia a la reciente entrada del nuevo inversor, el catarí Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani. “Su incorporación, con una inversión de 1.000 millones de euros, supone un acto de confianza en nuestra empresa y el comienzo de una alianza con un cualificado inversor global que contribuirá al desarrollo estratégico de El Corte Inglés”, ha indicado.

“La operación permite movilizar la autocartera y aumentar los fondos propios de la empresa, lo que mejora significativamente su estructura financiera“, añadió al respecto.

El presidente del grupo aseguró a los accionistas que desde septiembre se constata “un descenso del endeudamiento y una rebaja del 30% de sus costes financieros, gracias a la mejora económica general y a los resultados positivos del grupo, que están facilitando condiciones más ventajosas”.

En concreto, los 1.000 millones de euros de la venta de autocartera al nuevo inversor se destinarán a la amortización de deuda bancaria, por lo que la deuda a septiembre de este año se situará en 2.088,9 millones de euros.

Por otro lado, el gigante de la distribución, que considera que ha tocado techo en el mercado nacional, encara estas novedades con una firme apuesta por la internacionalización de la compañía, que actualmente está presente en España y Portugal, aunque algunas de sus enseñas como Sfera, Viajes El Corte Inglés e Informática cuentan con filiales en Latinoamérica.

“Estamos al principio de una larga y difícil carrera. Hemos sufrido duramente los efectos de la recesión porque partimos de un mínimo histórico de ventas y rentabilidad. Nuestra tarea es recuperar los niveles de rentabilidad y resultados anteriores y avanzar en el objetivo de expansión internacional”, ha señalado el presidente del grupo.

En concreto, ha indicado que a esos fines se orienta el plan de negocio que pretende hacer de El Corte Inglés “un gran distribuidor minorista omnicanal”, con una oferta y selección excelente de producto.

Gimeno ha subrayado respecto a la gestión en el área de compras que se va a mantener la misma línea, “con la intención de aumentar los márgenes, con especial atención a los países productores que ofrecen mejores posibilidades, ya sea por su cercanía o por su relación calidad-precio”.

Tambiénañadió que se está elaborando un Plan de Ahorro que permita acelerar el objetivo de aumento de la rentabilidad hasta que se consigan los niveles anteriores a la crisis.

Europa Press