Política Sectores

El déficit comercial bajó un 7,9% en enero de 2015

El déficit comerciar descendió un 7,9 por ciento en enero de 2015 comparado con el mismo mes de 2014. Por un lado, las exportaciones registraron un descenso interanual del 2,9 por ciento al aumentar el precio de estas un 0,1 por ciento. Por otro lado, las importaciones registraron un descenso del 3,6 por ciento respecto enero de 2014. Sin embargo, en términos reales esta caída fue menor (0,8) porque retrocedieron sus precios aproximados por los Índices de Valor Unitario (IVUs).

Este descenso se produjo, en parte, porque el mes de enero tuvo un día menos hábil que el mismo periodo de 2014. Este problema es conocido como el efecto calendario de forma, que recalculando las cifras con este día menos, las exportaciones descendieron un 0,2 por ciento y las importaciones un 0,4 por ciento interanual.

Por áreas geográficas, se observa un mal comportamiento con los principales socios de España. De esta forma, las exportaciones a Alemania descendieron un 0,6 por ciento ; las francesas un 1,8; las italianas un 2,4; y las británicas un 12,6 por ciento.  Sin embargo, con el resto de los países de la Unión Europea aumentaron hasta situarse en el 67 por ciento del total frente al 64,9. Por otro lado, el restante 33 por ciento corresponde a las exportaciones a los países no comunitarios, que cayeron un 8,7 por ciento interanual. Sin embargo, los países en los que aumentaron fueron Indonesia, que subieron un 83,7 por ciento; Egipto, con un 65,6; Canadá, con un 45,8; los Emiratos Árabes Unidos, con un 23,5; Arabia Saudí, con un 18,6 por ciento; Sudáfrica, con un 17; Brasil con un 16,6; y Estados Unidos, donde las exportaciones españolas crecieron un 13,1 por ciento.

Por sectores económicos

Por sectores económicos, el más notable fue el automóvil, que incrementó sus ventas al exterior un 21,8 por ciento y supuso un 13,3 por ciento del total; seguido por el sector de las manufacturas de consumo, cuyas exportaciones aumentaron un 3,5 y supusieron un 9,8 del total; y el sector de la alimentación, bebidas y tabaco, que incrementó un 0,6 por ciento, representando el 17,5 del total de las exportaciones.

En cuanto a las contribuciones negativas, las que más descendieron fueron las del sector de bienes de equipo, que decrecieron un 2,3 por ciento; los productos energéticos, que registraron una bajada del 1,6 por ciento; y el de las materias primas, con un descenso del  0,7 por ciento. En el caso de los sectores energéticos y las materias primas, el efecto de una caída muy notable de sus precios fue la causa por la que se redujo también el valor total de esas exportaciones.

Yasmina Pena Faria