Nacional

El déficit del Estado alcanza el 1,36% del PIB hasta abril

El déficit del Estado se situó en 14.169 millones de euros entre enero y abril en términos de Contabilidad Nacional, lo que equivale al 1,36% del PIB. Según informó este martes el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, la cuantía del déficit se ha reducido un 18% en comparación con los cuatro primeros meses del año pasado.

El objetivo de déficit para este ejercicio de la Administración Central es del 3,5% del PIB, tras la rebaja de dos décimas recogida por el Gobierno en la actualización del Programa de Estabilidad. El déficit de 14.169 millones de euros hasta abril es resultado de unos recursos no financieros del Estado que ascendieron a 41.834 millones de euros (+9,9%) y unos empleos no financieros que subieron un 1,2%, hasta los 56.003 millones.

El ministerio de Hacienda también ha confirmado que el déficit del conjunto de las administraciones públicas españolas, a falta de conocer el dato de las corporaciones locales, se situó en el 0,68% del PIB entre enero y marzo. Esta tasa se modera con respecto a la cifra de los dos primeros meses del año, cuando representó el 0,94% del PIB.

En concreto, el déficit de la Administración central fue del 0,75%, el de las comunidades autónomas se situó en el 0,25% y la Seguridad Social obtuvo un superávit del 0,32%. La cifra de la Administración central se distribuye entre un déficit del Estado del 0,95% y un superávit organismos de la Administración del 0,2%.

En valores absolutos, el déficit total de las administraciones suma 7.024 millones de euros (un 15,3% menos que hace un año), de los que 7.829 corresponden a la Administración central y 2.551 a las comunidades, a lo que se ha de restar los 3.356 millones de saldo positivo de la Seguridad Social.

El objetivo de déficit público para el conjunto de las administraciones públicas es del 5,5% del PIB para 2014, después de que el Gobierno recortara tres décimas en la actualización del Plan de Estabilidad.

El Ejecutivo calcula un déficit del 3,5% del PIB para la Administración central, del 1% para la Seguridad Social y del 1% para el conjunto de las comunidades autónomas.