Política Sectores

El déficit del Estado en septiembre baja un 21,3 % hasta el 2,37 % del PIB

El déficit del Estado se situó hasta septiembre en el 2,37 % del producto interior bruto (PIB), lo que supone una reducción del 21,3 % respecto al mismo periodo de 2014, y sitúa la brecha entre gastos e ingresos públicos algo más de cinco décimas por debajo del objetivo de todo el año (2,9 % del PIB).

El Ministerio de Hacienda también ha publicado hoy el dato del déficit del conjunto de las Administraciones Públicas -salvo las corporaciones locales- hasta un mes antes (agosto) ya que las cifras de otras entidades se van conociendo con más lentitud.

En este caso el desfase entre gastos e ingresos es del 3,39 % del PIB, un 16,6 % menos en términos interanuales.

Ya que el objetivo de todo el año es del 4,2 %, y se espera que los ayuntamientos acaben el ejercicio en equilibrio presupuestario, por el momento España dispone de unos 80.000 millones de margen para cumplir con Bruselas (cada décima de PIB equivale aproximadamente a 10.000 millones de euros).

Recientemente el ejecutivo comunitario alertó de que el déficit español podría desviarse en 2015 hasta el 4,5 % del PIB, pero el Gobierno mantiene que se cumplirá, ya que las rebajas de impuestos, junto a los ahorros en intereses de la deuda y en prestaciones por desempleo, compensarían cualquier desviación de CCAA y Seguridad Social.

En el caso de las comunidades, hasta agosto han reducido su déficit un 25,1 %, hasta el 0,69 % del PIB, sólo una décima por debajo de la meta anual (0,7 %).

Por el contrario, en la Seguridad Social el desfase ha crecido un 78,3 % hasta septiembre y se ha situado en el 0,52 % del PIB (0,6 % es el objetivo de 2015).

En el Estado, el crecimiento de los ingresos impositivos en un 5,9 % ha impulsado los ingresos durante los nueve primeros meses del año hasta los 131.738 millones de euros, un 4,1 % más.

La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, ha adelantado el dato en Valladolid en la presentación del lanzamiento del programa operativo de los fondos Feder en Castilla y León.

Los impuestos sobre la producción y las importaciones crecieron un 7,7 % respecto al año anterior, principalmente por el gran dinamismo del IVA, que aumentó el 7,2 %.

Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, que incluyen los ingresos por IRPF e Impuesto sobre Sociedades, aumentaron el 2,9 % hasta septiembre a pesar de la rebaja de impuestos de la reforma fiscal.

En lo que se refiere a los gastos no financieros del Estado se redujeron hasta 157.318 millones, un 1,1 % menores que en el periodo enero-septiembre de 2014.

En 2015 se han registrado dos operaciones sin correspondencia con el año anterior: el coste de producción de energía eléctrica en los territorios no peninsulares y la devolución del 25 % de la extra de 2012.

Descontando ambas operaciones, en términos homogéneos, los gastos hubieran caído un 1,6 % hasta septiembre.

Además, destaca el descenso de los gastos por intereses, que se redujeron un 1,9 % hasta septiembre, 438 millones de euros menos que hace un año, un reflejo de la mejora de las condiciones de financiación.

Las transferencias corrientes entre Administraciones Públicas, que es la partida de mayor volumen de gasto en el Estado, cayeron un 2,7 %.

Esto se debe fundamentalmente al descenso de las transferencias en los Fondos de la Seguridad Social, que descendieron un 18,4 %, por la disminución en un 37,7 % de las destinadas al Servicio Público de Empleo Estatal, por la buena evolución del mercado laboral.

En sentido contrario aumentaron las transferencias a las comunidades autónomas y a las corporaciones locales un 2,9 % y un 1 %, respectivamente.

La remuneración de asalariados creció un 1,3 %, recogiendo el impacto del abono de 44 días de la paga extra de 2012 abonados en enero.

También crecieron las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie por el aumento de las pensiones de clases pasivas, que se incrementaron en un 3,3 %.

EFECOM